Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Mientras el trabajo de tus sueños llega… Parte II

 

Felicidades, si has llegado a este post gracias al anterior, es porque de verdad sabes lo que quieres ser. Y mientras lo consigues, te daré un par de consejos para alcanzar tu meta.

 

Tu situación actual. Si vives en España, conoces la situación que hay en la oferta laboral del país, así que no te apresures a dejar tu puesto actual. Intenta compaginar lo que haces con estudios en el área al que has decidido dedicarte. Si ya los posees, empieza a buscar empleo en ese sector mientras aún tengas trabajo, de lo contrario te puedes quedar con las manos o,  más bien, la cartera vacía y agobiarte bastante.

Empezar a buscar. Primero actualiza tu CV y haz una carta de presentación. Piensa en todo lo que has hecho a lo largo de tu vida, los estudios que posees, tu experiencia laboral; aunque sea cuidando al hijo de tus tíos, eso significa que eres una persona responsable y paciente. Hay gran cantidad de artículos y plantillas que te pueden servir de ayuda. Haz un CV diferente, que destaque sobre los demás, ya sea por el formato o por la fotografía. Regístrate en portales de empleo como Fashionjobs  (si quieres trabajar en moda), Jobandtalent,… crea un perfil en LinkedIn, investiga en las webs de las empresas en las que te gustaría trabajar.

Aprovecha el tiempo. Si no te llaman, no te desanimes, confía en que el trabajo de tus sueños llegará. Mientras tanto aprovecha tu tiempo para seguir formándote, pero no lo pierdas viendo series o metida todo el día en las redes sociales. Retoma los idiomas, apúntate a cursos o hazlos online. Si es posible, acepta un empleo complementario.

Crea tu portal. Mientras buscas, crea una web, un portfolio, sé una blogger, abre una cuenta en las redes sociales sobre lo que te gustaría dedicarte y añádela a tu carta de presentación. Es otra manera de que en el empleo que tú quieres vean como trabajas y si les encajas en el perfil que ellos buscan.

Haz contactos. ¿Cuántas veces has escuchado que “el amigo de…” o  “el hermano de..,” ha empezado a trabajar en tal sitio? Es siempre más fácil empezar en un puesto si eres recomendado por alguien de confianza. Así que empieza a llevarte bien con todo el mundo, conoce gente, visita eventos, apúntate a cursos, busca por LinkedIn, etc.

Crea tarjetas de visita. Hay cantidad de páginas donde las puedes hacer gratis. Pon tu nombre, tu contacto, tu página web. Lleva un par siempre contigo, nunca se sabe dónde y cuándo puedes conocer a alguien que te puede ayudar.

Tú. Dedícate tiempo, ahora que aún lo tienes. Ve al gimnasio, visita esa ciudad a la que siempre quisiste ir, lee… recuerda que tal y como estás por dentro, así se refleja fuera. Nadie quiere una persona dejada y deprimida en su equipo. Pero sobre todo, no te desesperes…recuerda que Roma no se hizo en un día.

 

Imágenes: The devil wears Pradaportada

 

 

Comentarios