Tu red social de moda y belleza

Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Mientras el trabajo de tus sueños llega… Parte I

De pequeños todos soñamos con llegar a ser alguien, algunas queremos ser médicos, otras profesoras… yo por ejemplo quería trabajar en un banco; pero con los años la mayoría de esos sueños cambian, en la adolescencia empezamos a entender cuál es nuestra verdadera vocación. ¿Pero por qué tan pocos alcanzan ese sueño? Porque casi nadie se atreve a perseguirlo, condicionados por la sociedad, por la familia o por sus propias inseguridades. Muchas personas empiezan a estudiar algo que ni siquiera les gusta porque su padre o su madre así lo ha querido; pues sabe que en ese área tiene un puesto asegurado. ¿Pero de verdad es lo que quieres? Si una jornada laboral es una media de 8 horas diarias y supongamos que trabajas 5 días a la semana desde los 23 años hasta los 67, teniendo en cuenta que has trabajado aproximadamente 48 semanas (restadas las vacaciones); en total vas a trabajar más o menos 85 mil horas. Ochenta y cinco mil horas de tu vida dedicados a algo que no te gusta. Piénsalo…

Dijo Confucio “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Por eso mi consejo número uno: no dejes que tu entorno, ni tus miedos condicionen tus sueños. 

Una vez que has decido lo que realmente quieres hacer, organízate un planning. Recuerda: más vale tarde que nunca. No importa si tienes cuarenta años y has decidido dar un giro a tu vida, es tu vida y recoges lo que siembras. 

Consejo número dos: apunta tus metas. Lo que no está en papel, simplemente no existe. Apúntalas a largo y corto plazo; por ejemplo, mi mayor sueño es trabajar en moda y ser un cargo responsable en una importante editorial (plazo siete años). A continuación apunta cómo quieres llegar a ese sueño (en un año quiero trabajar en una publicación de moda, en un mes empezar en el mundo de la moda, empezar un curso o un grado relacionado con moda o belleza, crear mi blog, etc…). 

A lo mejor estarás pensando “sí, es fácil decirlo, pero la realidad es distinta”. Nadie ha dicho que sea fácil empezar, lo importante es que tengas claro lo que quieres y que vayas a por ello. Piensa cuántos actores famosos han empezado como camareros, cuántos empresarios millonarios crecieron en familias humildes y problemáticas, y ahora mírate y mira el mundo que te rodea, todo depende de ti. En el próximo post te daré tips para conseguir ese empleo deseado sin agobiarte. 

 

 

Imágenes: superwoman, portada

Comentarios