La báscula de Hollywood

En este post no os voy a hablar de estilismos, ni dar consejos de belleza… es un post para describir la triste realidad que nos sigue persiguiendo. 

A pesar de que medios de comunicación hayan introducido el concepto de lo curvy, el cual dicen adorar, los hechos demuestran lo contrario. La cosa parece que tampoco ha cambiado tanto, y el éxito en la alfombra roja sigue siendo una cuestión de peso. La báscula de Hollywood se divide entre las curvy (es decir, pesar más de cincuenta-cincuenta y cinco kilos… :S ), y las que no lo son (ellas no tienen nombre). En las estrellas curvy entran desde Mariah Carey, pasando por Kim Kardashian, Beyonce o Jennifer López, entre otras decenas de estrellas de fama mundial como Adele. Y nos guste o no, pero dudo mucho que presuman de sus títulos curvilíneos, pues parecen demasiado encariñadas con el Photoshop y las dietas. Y por lógica pura, si estás a dieta es porque no te gusta tu cuerpo, si te adelgazas con editores fotográficos es porque no te gusta tu cuerpo, si usas bragas faja es por que no te gusta tu cuerpo... No las culpo; su industria siempre ha adorado los huesos. Ya lo dijo Marilyn Monroe en su día: “To all the girls that think they’re fat because you’re not a size zero, you’re the beautiful one - it’s society who’s ugly” (“Para todas las chicas que piensan que son gordas por que no usáis la talla zero, sois hermosas - la sociedad es fea”), y lo hizo hace sesenta años, durante la “¿Época de las mujeres con curvas?” y eso que ella también estuvo obsesionada con su peso (durante su carrera sus tallas variaban de la 36 a la 42). La delicada Audrey Hepburn, quien perteneció a esa generación de “mujeres de verdad” confesó adorar la pasta, pero toda su vida estuvo a régimen para no superar los cincuenta kilos.

Quizás tenemos que remontarnos hasta el Renacimiento para encontrar una época que detestó de verdad al cuerpo lo delgado, pues estarlo era cosa de pobres. Ahora parece que las papeletas han cambiado. Pero no todo está perdido, algo estamos avanzando, ya hemos dicho adiós a las modelos andróginas y hemos introducido las pasarelas curvy, mientras que las actrices como Amy Schumer nos enseñan que el Hollywood no siempre es superficial. El tiempo lo dirá…

 

Imágenes quien.com

 

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!