Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

El precio de la fama o de ser blogger.

Los bloggers, la relativamente nueva variante de las celebrities, su vida es publicada por ellos mismos e imitada por sus seguidores más fieles. Una buena estrategia de comunicación y encontrar un nicho en el mercado, ha convertido a más de uno de ellos en una fashionstar. Por lo visto, ya no hace falta ser cantante o actor, o tener algún talento en particular para ser famoso, hoy en día con publicar un par de fotos estilosas y bonitas tienes conquistado a medio planeta, gracias al cual, firmas contratos de publicidad millonarios y te sientas en fashion show front row”.

Bueno, pero los hay que destacan sobre otros, una de ellas Leandra Medine de “The Man Repeller” (lo que en castellano vendría a ser “La Repelehombre”). La idea principal de su blog (aunque antes tuvo otro de bastante éxito) fue crear estilismos para que una mujer se guste a si mísma, no a los hombres. De este modo, con tan solo 24 años, la neoyorquina empezó a ganar autoridad en el mundo de la moda, y aparecer en listas de prestigiosas publicaciones como “Forbes” y “The Time”, incluso logrando superar a la mismita Anna Wintour como influencer de la industria. 

Pero parece que no todo eran cosas positivas; cuando Leandra anuncio su compromiso con su chico, vía Twitter en 2011, enfureció a sus fans que la acusaron traicionar la esencia de la idea que transmitía en su blog (jamás compartió con ellos tener una relación). Aunque la cosa se calmó al tiempo, y la joven bloggera se casó con su príncipe azul, la agresiva respuesta de sus fans la asustó y la dejó confusa. ¿A caso no tenía derecho de ser feliz al lado de un hombre por el simple hecho del nombre que llevaba su blog? Y es que la fama tiene un precio. Quizás Medine, no fue de esas típicas egobloggers que la buscaban, tan solo quería compartir su punto de vista y una nueva forma de percibir la moda. Sin embargo, ha caído en el agujero negro que todos los personajes públicos han de asumir, el agujero de críticas y reproches sobre su vida privada, que la sociedad asume como un derecho propio. 

 

 

Imágenes

instagram.com/manrepeller/

pinterest.com 

 


Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!

 

Comentarios