¿Dónde quedó la verdadera esencia del Street Style?

 Hoy, cuando veo la etiqueta de Street Style, o lo que ahora entendemos o denominamos como tal, me pregunto dónde quedó su verdadera esencia. Me pregunto dónde está el Street Style que los hermanos Seeberger fotografiaban en las calles de París o el que Bill Cunningham capturaba entre los rascacielos de Nueva York. Cuando el “Estilo Callejero”, que es su traducción literal al castellano, nacía en las calles y de la imaginación de la gente. Era estilismo propio, vanguardista e individual, formado por y para uno mismo.

 

Ojeando las revistas, viendo las páginas web o curioseando los blogs o más bien egoblogs, me encuentro continuamente estas dos palabras, esa definición de una parte importante de la moda. Una variante de esta que se supone que se fundamenta en su democratización. ¿Democratización? ¿Es el Street Style lo que se ha puesto Taylor Swift para ir a Starbucks? ¿Es el Street Style lo que luce Kristina Bazan en las calles de Malibú? ¿Es el Street Style lo que llevan las modelos de París, Londres, Milán o NY antes de entrar a los backstages de los fashion shows de Armani, Chanel o Burberry? ¿Es el Street Style combinar unos vaqueros de Zara con un bolso de Chloé paseando por Les Champs-Élysées? Puede haber Street y quizás haya Style (porque llevar unos jeans básicos con una camiseta de rayas no es la definición más idónea del estilo, aunque estés en la Gran Vía), pero por ello no ha de ser Street Style, al menos tal y como yo lo entiendo.

Este es la moda que crean las personas, nace de ellas. Es lo que fotografía Scott Schuman en las calles de Berlín, no una plaga de fotografías en Instagram con los mismos jerséis de Céline y mocasines de Gucci de diferentes colores. El auténtico Street Style no cuesta dinero, sino ingenio y atrevimiento. Es en el que se fijan los coolhunters paseando por callejones y en el que se inspiran grandes directores creativos para sus nuevas colecciones. La esencia del verdadero Street Style  no llega a la calle, sino que proviene de ésta.

Fuentes de imágenes: thesartorialist.com buro247.ru athenasgown.wordpress.com robertosena.wordpress.com