5 consejos imprescindibles para cuidar tu cuerpo

Nunca hemos de olvidar que el cuerpo con el que nacemos es el que nos acompañará toda la vida. Por eso lo tenemos que cuidar desde temprana edad. Más allá de las razones estéticas y los cánones de belleza, para sentirnos bien y sanas a lo largo de nuestra vida. Por ello, comparto con vosotras estos 5 consejos básicos, que deberían convertirse en hábitos. Vuestro cuerpo os lo agradecerá.

 

1. Bebe agua. Sí, lo sé, lo habrás escuchado mil veces, pero es imprescindible para la salud. Más del 50% del cuerpo humano es agua. El agua posibilita el transporte de los nutrientes a las células, contribuye a regular la temperatura corporal y el proceso de digestión, entre otras funciones, como facilitar la eliminación de las toxinas innecesarias del cuerpo. Tampoco es bueno que te excedas en su consumo, pues elimina nutrientes necesarios para el cuerpo: el calcio, el hierro, los minerales… En la fotografía puedes consultar cuánta agua has de consumir según tu peso. Recuerda que eso también depende de tu actividad física y la estación del año (tendrás que consumir más agua cuando practiques deporte, y en verano más que en invierno para hidratarte).

 Fuente:  azbuka.ru

2. Cuida la piel. No sólo es importante cuidar la piel de nuestro rostro, sino también la de nuestro cuerpo. Al igual que por dentro, es importante hidratarse por fuera. Usa loción, crema hidratante o aceite para el cuerpo después de cada ducha para evitar la sequedad. De vez en cuando utiliza geles exfoliantes para eliminar las células muertas. A parte de lucir más sana, ayudarás a prevenir imperfecciones como celulitis, manchas o flacidez.

Fuente: instagram.com/thebodyshoprussia

3. La buena alimentación. No voy a decir lo que toda ya sabemos; comer cinco veces al día, evitar azúcares y harinas refinadas, el exceso de grasas, etc… Tan sólo quiero decir que comas lo que tu cuerpo realmente te pide, que pienses dos veces antes de pedir una hamburguesa en el McDonald’s y que te fijes en la composición de los alimentos (pues muchos que son aparentemente sanos, dejan de serlo debido a todos los añadidos artificiales que llevan). No ahorres en la comida buena, es el combustible para tu cuerpo, un cuerpo que tendrás toda la vida.

Fuente: tumblr.com

4. Muévete… o cómo lo escriben siempre “haz ejercicio moderado”. Encuentra una actividad que encaje contigo y tu estilo de vida. No a todas nos gusta correr o pasar horas en el gym, pero seguro que hay algo que te entusiasma. Practica ese baile que siempre quisiste aprender o simplemente pasea y disfruta el movimiento de la ciudad o la tranquilidad de un parque.

Fuente: vk.com

5. Mímate… daté un capricho porque te lo mereces o simplemente porque te quieres. No esperes una ocasión especial. A veces tu cuerpo, tu mente y tú lo único que necesitáis es relax. Ve y date un masaje, un día en el spa, un tratamiento corporal. Hay un montón de ofertas en internet. Ahorra en esa camiseta de ZARA, tienes mil iguales; y regálate un día de tranquilidad y despreocupación de vez en cuando. 

Fuente: spasmadrid.es