Decir que quieres trabajar en moda; venga a dejar el closet!!!

Mexicana, 33 años, Soltera (puff ese es tema para otro post ;) ) y finalmente lanzándome a cumplir mi sueño, ¿Cuál?, trabajar en la Industria de la Moda.

 

Para llegar a aquí me ha costado, mas allá de lo económico que si es una pasta, me ha costado salir del closet, me licencie en Contaduría y Finanzas, comencé en banco, siguiendo los pasos de mi padre y poco a poco me fui revelando, primero alejándome de la contaduría para especializarme en Planeación Financiera y luego alejándome de la Banca y metiéndome poco a poco a Consumo Masivo, supongo que fue el paso de tantos años de escuchar: -"Pero mira Kika que lista, seguro será una banquera como su Padre" blah blah blah.

 

Pero la verdad es que mi naturaleza inconscientemente me ganaba, mas del 50% de mi salario mensual se iba en ropa, sí crucifíquenme luego hablamos de un sano presupuesto personal que eso también ya lo he aprendido, pues bien se iba entre ropa, starbucks y revistas, cada que iba al súper era devorar revistas y revistas, entre las que no podían faltar religiosamente Vogue, Glamour, con sus versiones teen y la Glamour española siempre estaba al pendiente de las tendencias, las compraba y me iba a un starbucks a leerlas.

 

Pasaba el tiempo recorriendo las tiendas, viendo que colores habían llegado estas temporadas, que telas, que texturas; porque hay una diferencia entre el high fashion que veía en Glamour o Vogue y el affordable fashion que veía en tiendas pero una afecta a la otra, y me gustaba ver que iba saliendo y que traía la gente en realidad; en la calle y los centros comerciales me le quedaba viendo a todos pensando que cambiaria de su outfit para que se viera mejor su estilo y que seguramente lo conseguiría a un muy buen precio, porque me sabia todas las ofertas del momento, bueno aun me las se, aun se donde comprar que y nunca pagar full price y verte y sentirte hermosa.

 

Me gustaba imaginarme en un empleo en el que de alguna forma estuviera con el producto, que lo sintiera, para mi todas esas telas, tendencias, colores estilos, solo significan una cosa EMOCIONES , una sola pieza puede transportarte con cariño a ese momento feliz que viviste con tus amigas, o ese día emocionante de tu graduación o recordar que cuando traías ese suéter rosa tu novio termino contigo.

Me gustaba imaginarme así, pero me daba miedo, me daba miedo y prefería culpar de mi constante cambio de trabajos a la economía en vez de aceptar que lo que estaba haciendo era buscando mi pasión entre ellos y no dentro de mi, hasta que finalmente sucedió.

 

Tras haber estado un año entera desempleada, recién separada de mi novio con quien vivía y de vuelta en casa de mis padres, conseguí este ultimo trabajo que me sirvió de trampolín para hacer las maletas y finalmente venirme a Madrid, aunque su forma de hacer trampolín fue de la forma menos esperada.

 

Entre a una gran multinacional de consumo como Controller  de Ventas y Marketing Business Partner, hacia lo que mas me gusta hacer, análisis de negocio pero me faltaba eso, eso que no me atrevía a pronunciar, y que cada vez mostraba mas en mi estilo de oficina, la gente me veía extraño, decían que ponía mucho esmero en arreglarme y verme perfecta, yo no los entendía, la ropa para mi es AUTOEXPRESION y eso me llevo a conocer a Sofía.

 

Sofía era una Intern 10 años menor que yo, hija de una diseñadora de modas, que iba a comenzar sus estudios de Licenciatura en periodismo en Londres en el otoño, era Enero se acerco a mi buscando consejo los meses transcurrieron soñando con Sofía y terminamos aconsejándonos mutuamente pues al mismo tiempo, por primera vez en muchos años, yo también me permití soñar.

 

Soñando me di cuenta de que amaba lo que hacia, que soy una nerd de los negocios pero amarlo no es suficiente, necesitaba pasión y esa solo me venia cuando pensaba en Moda, finalmente mi trabajo en esa empresa termino de repente y en vez de preocuparme como había hecho otras veces, por primera vez me permití sentir y reflexionar ,era la mañana siguiente a mi ultimo día en la oficina y deje libres mis pensamientos:

 

-No tener trabajo es lo que tengo por circunstancia-pensé-, ¿pero por opción?, realmente pensando en esto como una oportunidad donde no tengo nada que me ate, ni mayor responsabilidad que YO MISMA  ¿que quiero hacer? ¿realmente que deseo hacer por el resto de mi vida mas de 8 horas al día y al menos 5 días a la semana? ¿que me llena por dentro y me saca siempre una sonrisa? ¿que me desvela con placer por las noches como un buen amante?

 

Y entonces entro la llamada de mi actual escuela, a la que había aplicado a principios de año, diciéndome que me concedían una beca, y apareció la respuesta:

 

LA MODA

 

Colgué, me seque, salí del baño, me vestí, salí de mi recamara y le dije a mi mama.

-Mama, me voy a España a estudiar Moda !!! y corrí al consulado a pedir informes de que debía hacer.

 

3 meses me tomo todo el proceso, se oían las dudas y miedos por aquí por allá de mi familia, pero no dude ni un segundo, junte mis ahorros y lo que había recibido de liquidación en mi ultimo empleo, vendi mi coche y varias cosas mas; tras al menos 18 años finalmente había salido del closet  y al verme tan decidida, mi familia me apoyo con la mejor de las porras, su cariño incondicional.

 

Aprendí a creer mas en mi gente creyendo mas en mi, debía resolver muchas cosas internas antes de venir a acá a darlo todo, y gracias a todo el tiempo que me ha tomado llegar ahora lo valoro aun mas, devoro mis clases, amo a los ponentes/profesores, amo Madrid, amo mis sueños y seguiré luchando por ellos, y ahora yo me apoyo incondicionalmente y he dejado el closet libre para lo que es, para meter mas ropa por supuesto que ya viene el Black Friday !!!.

 

Un beso a tod@s.

KIKA.