Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Isabel Navarro Ibáñez

Periodista, estilista y enamorada del sur. Me inspiran la luz del sol y el sonido del mar.

Postres para un San Valentín muy dulce

Se acerca San Valentín y este año viene de la mano de una ola de frío. Una gran bajada de las temperaturas en todo el país va a acompañar las típicas cenas de este día. Puede que ir al restaurante más romántico de la ciudad o reservar en ese sitio al que te mueres por ir sea algo más sencillo, ya que con el frío, quizá haya gente que deseche la idea de salir de casa. Si eres de esos, apúntate estos postres que harán de quedarse en casa, al calorcito, el plan más apetecible.

El más típico de los postres románticos, el que se viene siempre a la cabeza cuando piensas en este tema, por el juego que da, es la fondue de chocolate. Pero la verdad es que es una receta muy sencilla y ¡deliciosa! Sólo necesitas 150 mililitros de leche y 200 gramos de chocolate (puedes elegir la tableta que prefieras: con leche, puro o blanco, o también combinarlos a tu gusto). Pon la leche en un cazo y, cuando empiece a hervir, añade el chocolate en trozos. A fuego lento, remueve la mezcla hasta que se funda todo. Y ya está, ya tienes una rica crema de chocolate, en la que puedes mojar lo que más te apetezca. Si las fresas te parecen demasiado obvias, prueba con plátano, trocitos de galleta o bizcocho, chucherías… ¡Lo que te apetezca!

Y si prefieres algo menos típico, atrévete con unos ricos blondies (la versión en chocolate blanco del brownie). Necesitas: 250 gramos de chocolate blanco, 150 mililitros de aceite, mantequilla, 60 gramos de frambuesas, media taza de azúcar moreno, tres huevos, una taza y media de harina, una cucharadita de levadura y otra de extracto de vainilla. Pon el horno a precalentar a unos 180 grados. Mientras, unta la mantequilla en una bandeja para el horno. Mezcla los huevos y la vainilla en un bol y, una vez que estén batidos, añade la harina y la levadura. Mezcla todo bien y agrega el aceite y el chocolate blanco en trocitos.

Por otro lado, mete en el microondas las frambuesas durante unos 30 segundos, para que queden blanditas. Después, aplástalas con un tenedor y ponlas sobre la mezcla, previamente vertida en la bandeja engrasada. Ya puedes meterla en el horno, donde tiene que estar una media hora, o hasta que veas que la mezcla está bien cocida. Al sacarla, deja que se enfríe y luego córtala en trozos. Si la espera hasta que se puedan comer se te hace larga, puedes tomar la fondue como aperitivo, para disfrutar del San Valentín más dulce de la historia.

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

Imágenes | Kiwilimón

Comentarios