Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Isabel Navarro Ibáñez

Periodista, estilista y enamorada del sur. Me inspiran la luz del sol y el sonido del mar.

¿Pelo encrespado y sin brillo? Apunta este truco

Son muchas las famosas y fashion bloggers que últimamente cantan las alabanzas del aceite de coco. Y es que su alto poder hidratante lo convierte en un ingrediente clave para las cremas corporales o tratamientos capilares. Es capaz de restaurar la proteína perdida de nuestro pelo, con un poder de hidratación hasta cinco veces superior al de cualquier otro tipo de aceite usado en belleza (como el de almendra o el de oliva). Su estructura molecular hace que sea el aceite que mejor absorbe nuestro cabello. Nosotras también nos hemos rendido ante sus ventajas y te vamos a mostrar cómo hacer tu propia mascarilla casera mezclando las propiedades del aceite de coco, con el brillo y la nutrición que aportan otros ingredientes naturales como los huevos y la miel.

Para empezar, hay que verter el aceite de coco (mejor si es 100% extra virgen, para que no lleve ningún componente más) en un bol. Pon la cantidad que consideres, teniendo en cuenta la cobertura que deseas y la longitud de tu cabello. Para una melena a la altura de los hombros, dos o tres cucharadas soperas colmadas (cuando el aceite aún está sólido) serán suficiente. A continuación, calienta el cuenco al baño maría hasta que la textura pase a ser líquida. No lo pongas en el microondas porque podrían perderse algunas de sus propiedades. El siguiente paso consiste en echar una cucharada pequeña de miel (una por cada dos cucharadas soperas de aceite de coco) en el bol y remover hasta que se mezcle bien. Por último, se continúa batiendo y se añade el ingrediente final: un huevo. Una vez que la mezcla queda homogénea, es el momento de aplicarla.

Desenreda bien el pelo y divídelo en secciones, como si fueses a aplicar un tinte. Para que penetre mejor, el pelo debe estar seco. Si se aplica con el cabello mojado o húmedo, el resultado no será tan bueno. Puedes ponerte la mascarilla con los dedos (o con una brocha, como prefieras), asegurándote de que la mezcla impregne todo el pelo, desde la raíz hasta las puntas. Una vez que has extendido toda la mascarilla, masajea el cuero cabelludo y recógete el pelo como prefieras.

Déjalo actuar durante unas 6 horas como mínimo. Puedes dormir con la mascarilla y retirarla al día siguiente. Para ello, basta con que laves tu pelo con tu champú habitual. Una vez limpio y seco, notarás un resultado espectacular. Tu cabello estará mucho más hidratado y esto se notará en su belleza, brillo y suavidad.

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!

Imágenes | One Wed y Nikihow

Comentarios