Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Isabel Navarro Ibáñez

Periodista, estilista y enamorada del sur. Me inspiran la luz del sol y el sonido del mar.

Llega una nueva era: la Barbie real está aquí

Ninguna mujer de menos de 40 años ha escapado a ella. ¿Quién no ha tenido una Barbie en sus manos? E incluso, ¿quién no ha tenido una amplia colección de estas muñecas? ¿Quién no se ha pasado tardes enteras jugando con ellas? Cuando Ruth Handler creó la primera Barbie en 1959, no podía imaginarse el éxito que tendría alrededor del mundo entero. Se trataba de una revolución. Hasta la fecha, las muñecas con las que jugaban las niñas tenían la fisonomía de los bebés, pero ella creó la primera con apariencia de mujer adulta. Una mujer un tanto irreal, pero mujer al fin y al cabo.

En su primera versión, Barbie lucía su icónica melena rubia y un bañador con estampado de cebra. Su imagen fue rápidamente criticada por sus falaces medidas: si se tiene en cuenta que la escala a la que está hecha la muñeca es 1/6, sus medidas serían 1,75 m de altura, 91 cm de pecho, 46 cm de cintura y 84 de caderas (aún más ilusorias e irreales que las teóricas medidas ideales para la belleza femenina: 90-60-90). Se consideraba que promovía la anorexia, así como una imagen arquetípica de la mujer: siempre perfectamente maquillada, delgadísima y calzando tacones de vértigo. Transmitía un prototipo de belleza inalcanzable. El sexismo y el racismo estaban patentes.

En los 90, desde la empresa fabricante, Mattel, quisieron responder a estas críticas rediseñando el molde del cuerpo de la muñeca (ahora ligeramente más ancho) y lanzando muñecas de diferentes etnias. Aunque siempre se veían como “amigas” y no como una verdadera Barbie. Los cambios no habían sido muy significativos. Hasta ahora. Mattel ha anunciado que, además de añadir 7 nuevos tonos de piel, 22 colores de ojos y 24 de cabello, Barbie se va a presentar en diferentes tallas y con diferentes estilismos. Al fin, la muñeca no va a tener un cuerpo estándar, sino que reproducirá algunas de las siluetas más habituales (aunque no todas). En concreto se ha lanzado una Barbie muy alta y delgada, un segundo modelo bajito llamado petite y otro llamado curvy, con curvas y una talla más grande.

El 28 de enero se pusieron a la venta en la web (mattelshop.com) y, por ahora, han conseguido que todo el mundo hable de ellas. Habrá que ver si también alcanzan niveles altos de ventas. Hay opiniones de todo tipo, desde quienes prefieren un juguete bonito e irreal porque lo consideran sólo eso, un juguete y no un modelo de conducta, hasta quienes opinan que ya era hora de acercar a este icono a las “mujeres reales”. La polémica está servida. ¿Y tú qué prefieres?

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!

Imágenes | Time y Mattel

Comentarios