Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Isabel Navarro Ibáñez

Periodista, estilista y enamorada del sur. Me inspiran la luz del sol y el sonido del mar.

Empieza tu entrenamiento HIIT

En el artículo anterior explicaba que el HIIT es la rutina de ejercicios de moda porque se trata de un entrenamiento que crea un ambiente hormonal que favorece la quema de grasa y el crecimiento de la masa muscular. Tiene sentido, sabemos que cuanto mayor es nuestra masa muscular, más fácil y rápido nos resulta deshacernos del tejido adiposo. Si has leído el artículo y estás en ese momento del año en que empiezas a preparar la operación bikini o si simplemente te apetece dejar a un lado la vida sedentaria, ponerte en forma y convertirte en la mejor versión de ti misma, sigue leyendo. Te ofrecemos una rutina de entrenamiento HIIT para principiantes. Puede que los primeros días (digamos los 10 primeros) te sientas agotada, quieras abandonar y pienses que no puedes más. Pero siempre puedes más. No te rindas, vas por el camino correcto.

Para empezar, las dos primeras semanas de tu entrenamiento (o fase 1) comenzarán con una relación 1:4 entre trabajo y descanso (30 segundos de ejercicio de alta intensidad y entre 90 y 120 segundos de descanso). La duración total del entrenamiento será de menos de media hora. Lo que decíamos, ¡la falta de tiempo no es una excusa! Se trata de hacer la mayor cantidad de ejercicios que puedas durante 30 segundos, comenzando por burpees (flexiones seguidas de un rápido salto), zancadas rápidas (alternando los pies), sentadillas y jumping jacks (saltos abriendo las piernas mientras aleteas con los brazos).

En la fase 2 (las semanas 3 y 4) ya habrás empezado a encontrarte cómoda con el entrenamiento así que toca volver a salir de la zona de confort. Se acabaron los descansos. Ahora los ejercicios de alta intensidad se intercalarán con otros más suaves, pero todo sin parar. Puedes empezar corriendo en el sitio a ritmo suave durante un minuto. Después, aumenta el ritmo lo máximo que puedas y corre subiendo las rodillas, durante 15 segundos. Intercala puñetazos (dos directos de derecha y dos de izquierda) a ritmo suave durante un minuto. A continuación, corre de nuevo lo más rápido que puedas durante 15 segundos, pero esta vez intenta dar con los talones en tus glúteos. Vuelve a caminar a ritmo suave durante un minuto.

El siguiente ejercicio consiste en saltar, subiendo las rodillas lo más alto que puedas. Hay que realizarlo a un ritmo muy rápido durante otros 15 segundos, pero después comienza a dar rodillazos alternando las rodillas durante un minuto. Después, haz medio burpee (un burpee que no acaba en salto, sino en cuclillas). Pasados 15 segundos, vuelve a dar rodillazos alternando las piernas e intentando llegar lo más alto posible, pero a ritmo bajo y durante un minuto. Por último haz sentadillas al nivel más alto que puedas, durante 15 segundos, finaliza caminando a ritmo suave durante un minuto y descansa, ¡que te lo has ganado!

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!

Imágenes | PopsugarVogue

Comentarios