Licencia para seducir: el estilo Bond

Ha cumplido medio siglo de vida y sigue resultando tan atrayente como el primer día. Se adapta a los tiempos gracias al cine y, aunque cambie de rostro, no pasa de moda jamás. Se le ha considerado un irrenunciable modelo masculino de carisma y elegancia. Estas son algunas de las claves por las que James Bond, el agente secreto más famoso de la historia, nos resulta tan glamuroso. Bond7 EL VESTUARIO: No es que la “percha” no importe. Pero vestir un traje gris o azul marino de la casa italiana Brioni como los que suele utilizar el agente 007 , ayuda a que todo estilo gane algunos enteros. Delicadas camisas blancas de seda, fabricadas por Turnbull & Asser, calzan perfectas en el hombre de acción pura y dura que viene a ser James Bond. De ese contraste surge el atractivo, rematado por sencillos smokings, pajaritas y corbatas (habitualmente negras). Bond2 EL RELOJ: Es el complemento por excelencia que utiliza el agente 007. Su preferido siempre fue el Rolex Submariner hasta que, con el estreno de Goldeneye en 1995, pasó a utilizar modelos de Omega. Puesto que sin secretos tampoco hay atractivo, dichos relojes guardan a veces sorpresas en forma de oculto artilugio con que eludir la amenaza del villano de turno. Bond3 EL MARTINI: “Agitado, no revuelto”. Bond no sólo puso así de moda tan célebre bebida, si no que también influyó en su preparación. En principio, se tomaba con ginebra. Pero gracias a las preferencias de 007, pasó a prepararse con Vodka. Un combinado bastante más acorde con los tiempos de Guerra Fría que al agente le había tocado vivir. Bond4 LOS COCHES: Son siempre uno de los principales focos de interés en las apariciones de James Bond, si bien el que más se asocia a su figura es el Aston Martin DB5 de 1965, visto en al menos media docena de películas. Deportivos británicos, un descapotable Toyota GT de 1966 o el Ford Mustang Mach 1 son otros de los muchos automóviles con que Bond nos ha demostrado a lo largo de los años que es un hombre de gran cilindrada. Bond5 TALONES DE AQUILES: Nada es lo que parece, y menos en los tiempos que corren. En la película Casino Royale, supimos que a James Bond también se le puede partir el corazón. En el film Skyfall, sus problemas anímicos le obligaron a retirarse del servicio. Ni siquiera Bond es de una pieza, y en la próxima entrega de la serie (Spectre) se dice que utilizará viagra. Todo ello demuestra que lo importante no es carecer de debilidades, si no aprender a gestionarlas. Bond1 Para seguir conociendo la figura de James Bond, el Centro Cultural Fernan Gómez de Madrid acoge hasta el 30 de agosto la exposición “Diseñando 007: el Estilo Bond”, con todo tipo de atrezos y elementos de la dilatada trayectoria del personaje.