Cómo sobrevivir a 10 bodas al año

Primavera. Empieza el buen tiempo. Con él llega la temporada de bodas, bautizos y comuniones aunque, a ciertas edades, tienes más de lo primero. Como a los 30, por ejemplo, aunque todo llega. amiga cogiendo velo de novia A todas tus amigas les ha dado por casarse. Todas sus bodas te hacen ilusión, por supuesto, pero cuando tienes una al mes desde abril a noviembre -si me apuras- organizar la despedida, comprarse el vestido, los complementos y aconsejarla hasta en el tamaño y color de los centros de mesa se empieza a convertir casi en una rutina. Por no hablar del agujero en la cuenta bancaria. Vamos a ver cómo sobrevivir a diez bodas al año sin caer en bancarrota ni perder los nervios. Lo primero que hay que organizar es la despedida de soltera. Sobre todo por lo de sincronizar agendas. No sólo entre las invitadas, si no también con la novia, con la gran dificultad añadida de que ella no debe saberlo. Una vez elegida la fecha, hay que pensar en el plan. amigas-despedida Si la novia es tranquila, le gusta cuidarse y charlar con sus amigas, una buena opción puede ser una sesión de belleza, un spa o un masaje. Y si, además, le gusta un buen cocktail o gin tonic, puede ser la combinación perfecta. Esto no tiene por qué salir caro. Se puede contratar, pero también se puede hacer en plan casero. Si, por el contrario, es una chica activa, que le gustan los planes originales y echarse unas risas haciendo algo diferente, existen miles de opciones: desde clases de bollywood o barra americana, hasta juegos en vivo o teatro a domicilio. ‘Grupo en vivo’ organiza este tipo de actividades en Madrid y ciudades cercanas. Una vez cerrados el plan y la fecha, ahora sólo queda disfrutar. Eso sí, que la novia sufra un poquito y pase un poco de vergüenza con alguna broma o prueba. Se querrá morir, pero luego lo recordará toda la vida. La otra cosa más importante que debes pensar como ‘amiga de la novia’ es, por supuesto, en el modelazo que te vas a poner en la boda. Las amigas tienen que ir espectaculares, eso es así. Pero eso no quiere decir dejarse un pastizal. Si has ido haciendo acopio de modelitos, como la prota de la peli ’27 vestidos’, puedes utilizar el de otro evento. pelicula 27 vestidos Siempre hay que evitar, en la medida de lo posible, repetir con los mismos invitados. Todo es organizarse. Por ejemplo, el que te pusiste para la de tu primo te lo puedes poner perfectamente para la boda de tu compañera de trabajo o de tu amiga del colegio. Y, si quieres ir más espectacular, un complemento, un buen tocado o unos taconazos de un color vivo pueden cambiarlo todo. Otra opción es alquiler el modelo completo. Cada vez es más común y te puede solucionar la papeleta por 80 o 90 euros. Rent and Ready y Rent à Porter, por ejemplo, dan este servicio pero ¡hay muchos más sitios! Y para terminar, el remate final nos lo dará un buen peinado y un buen maquillaje. Para esto tampoco hay que gastarse un dineral. Con tutoriales como estos de ‘Aprende a hacerte trenza de espiga’ y ‘Maquillaje nude’ podrás ir ideal sin gastarte un duro.