elarmariodevero

Fashion blogger, tendencias, moda, complementos, trucos y consejos. Me encanta la moda y viajar es mi pasión!!

Cómo cuidar el cabello largo

Para muchas de nosotras, tener un pelo largo es la mejor opción, ya que nos permite hacernos más peinados y arreglos, pero no sólo se trata de tenerlo largo, sino que de que esté sano, brillante y lleno de vida.
Un cabello largo necesita de muchos mimos y cuidados para estar fuerte, pues son más frecuentes los problemas de rotura capilar y puntas abiertas. Por eso, hoy te traemos algunos consejos para que luzcas una melena radiante. EL LAVADO Lo primero que hay que tener en cuenta es el momento de lavarlo. Las melenas largas necesitan un champú y un acondicionador de muy buena calidad y adaptado a tu tipo de cabello para mantenerlo suave y sedoso. Utiliza una vez por semana una mascarilla nutritiva y aplícala de manera uniforme por todala melena. Con esto, evitarás que esté quebradizo y se rompa.
No se recomienda lavar el cabello todos los días, ya que éste genera su propia grasa y al lavarlo tan a menudo haremos que el pelo empiece a verse más apagado. Si tienes el cabello muy graso, puedes probar champús en seco los días que no lo laves. Para lavar el pelo correctamente, empieza desde la raíz hasta las puntas y masajea el cuero cabelludo con la yema de los dedos de forma suave. No olvides que las puntas requieren más cuidados que la raíz. EL CEPILLADO Es importante que después de lavar tu cabello, no frotarlo bruscamente con una toalla. Sólo deslízala con suavidad hasta las puntas.
Un cabello largo tiende más a enredarse y crear nudos difíciles de deshacer, por lo que es aconsejable aplicar una loción desenredante antes de cepillarlo. Utiliza un peine de púas anchas y que no sea de plástico para evitar su rotura. Ve dividiendo la melena en mechones y péinalos por separado para que te sea más fácil y no se rompa. Lo mejor es empezar a desenredar desde las puntas e ir subiendo hasta la raíz, en lugar de cepillar desde la raíz, así no crearás nudos, ni darás tirones. EL SECADO Lo mejor para todo tipo de cabellos es secarlo al natural, sin embargo, siempre nos vemos obligadas a utilizar el secador. Si tú eres una de las que no puede vivir sin su secador, es importante que lo uses correctamente.
Antes de usar el secador, lo mejor es que apliques un protector térmico para no dañar la estructura capilar y situar el secador a una distancia de 30 cm para empezar a secarlo. Es importante que realices el secado a una temperatura templada en todo momento. Por supuesto, no deberás abusar de planchas y rizadores de pelo. OLVÍDATE DE LO PRODUCTOS QUÍMICOS Para que tu cabello no se estropee debes pasar de los productos químicos como las lacas o las espumas. No importa si tu pelo es liso, rizado, fino... hazte un corte cómodo que no te obligue a usar estos productos.
Estos productos pueden causar daños a tu cabello, así que procura usarlos solo para ocasiones especiales. NO ABUSES DE LOS RECOGIDOS Las coletas de caballo y los recogidos pueden ser fantásticos, sobre todo cuando es verano. Sin embargo, pueden terminar por estropear el cabello. Cuando nos recogemos el pelo, tiramos de éste hacia atrás de una manera brusca y aunque tengamos cuidado, esa posición tirante se mantiene durante todo el tiempo que estemos con el pelo recogido.
En la medida de lo posible evita el hacerte colas de caballo muy altas, o llévalas poco tiempo. Si no puede ser, evita tensar mucho el cabello y haz que esté un poco más bajo de lo habitual. Por supuesto, nunca lo recojas cuando esté mojado, ya que el pelo puede pudrirse por exceso de humedad. Al recogerlo, el cabello se seca a trozos, y hace que la humedad se concentre en determinados puntos en los que no se termina de secar bien del todo, y el pelo absorbe ese agua, lo que nos obligará a pasar por la peluquería y cortar ese pelo que tanto nos ha costado tener. A la hora de dormir, hazlo siempre con el pelo suelto, ya que durante las horas que estemos en la cama, provocaremos fricción en el pelo. Si te lo recoges, puede que fricción la tripliques, según la postura del día y las consecuencias serán rotura, cuero cabelludo debilitado y con muy poco volumen. NUTRICIÓN Las puntas del cabello largo necesitan un extra de nutrición. Podemos recurrir a mascarillas o a algunos remedios naturales excelentes para cuidar el pelo y mantenerlo bien hidratado. Para densificar y mejorar la fibra capilar, prueba con aceite de almendras o haz tú misma tu propia mascarilla de aloe vera.
Para hacerla, mezcla la media taza de pulpa de aloe vera y tres cucharaditas de aceite de oliva virgen estra. Cuando consigas una pasta uniforme, aplica sobre el pelo estropeado desde la raíz hasta las puntos e incidiendo en el cuero cabelludo donde tienes que aplicarlo con suaves masajes. Deja actuar por lo menos una hora y después lávalo como normalmente lo haces. Verás como tu pelo luce más saludable. COMBATE LAS PUNTAS ABIERTAS Un problema de los más comunes de las melenas largas, son las puntas abiertas y frágiles.
Para combatirlas y hacer que el pelo crezca más saludable, es imprescindible cortarlas de forma regular, entre una vez al mes o cada dos meses.