daraquesadapadron

Colaboradora de contenidos en Madaísh // Me inspira Tumblr y las películas creepy de los 70. Escucho a Todd Rundgren, leo mucho Peanuts y me encantan los Reese's. Adoro a los animales sobre todas las cosas.

Tratamientos corporales para reducir volumen

¿Entre tus propósitos de año nuevo están perder peso o mantenerte tonificada? Si notas que incluso haciendo ejercicio y cuidando lo que comes no reduces el volumen de alguna parte de tu cuerpo, estos tratamientos de belleza pueden ayudarte a eliminar ese exceso de grasa y flacidez tan indeseada. ¡Seguro que las fashion bloggers que sigues también hacen uso de ellos!

 El tratamiento de Radiofrecuencia tiene como fin erradicar la celulitis y luchar contra la falta de tonicidad corporal. Consiste en la oscilación simultánea de radiaciones electromagnéticas, que provoca el calentamiento de las capas más profundas de la dermis, favoreciendo el drenaje linfático, formación de nuevo colágeno y nuevas fibras que sustituyen a las ya envejecidas, proporcionando mayor elasticidad y la correcta circulación de la piel y del tejido subcutáneo. Son necesarias entre 4 y 10 sesiones aproximadamente, y sus efectos se consiguen desde el mes de empezar el tratamiento.

La Presoterapia está indicada para mejorar el líquido extracelular, reducir la hinchazón, aumentar la circulación sanguínea y el flujo linfático, mejorando el flujo de oxígeno a través de todo el cuerpo. Con este tratamiento se aplica, mediante botas, fajín y “brazos”, determinadas presiones de aire con bombas de inflar sobre estas zonas del cuerpo, en una técnica que alternando compresión y relajación promueve la elasticidad cutánea y facilita la regeneración tisular. Las sesiones de presoterapia duran unos 30 minutos de manera semanal durante aproximadamente dos meses.

La Cavitación, también denominada cavitación estética ultrasónica, es un tratamiento que ayuda con la eliminación de grasa acumulada en partes específicas del cuerpo. Con él se generan de forma controlada burbujas que acaban con las células grasas sin dañar el sistema sanguíneo gracias al gel cavitación, con el cual se realizan movimientos circulares, con los que logramos que la grasa se transforme en estado líquido y se pueda eliminar por vía urinaria. Los resultados dependen del estado inicial del paciente pero por lo general, los resultados son espectaculares.

Y por último tenemos la Termoterapia, que facilita la movilización de las grasas, rompiendo la acumulación de adiposidades localizadas, tras la evacuación de los desechos orgánicos. Se suele combinar con presoterapia o drenaje linfático manual. Está indicada especialmente para personas que realizan una dieta de adelgazamiento y pretenden mejorar y activar los efectos beneficiosos del régimen que siguen. Con éste se eliminan toxinas y líquidos del organismo previamente trabajados en la zona a tratar -especialmente en el abdomen, caderas, piernas y brazos- lo que hace que disminuya rápidamente el volumen y el peso y que el organismo queme sus reservas de grasa. Se recomiendan de dos a tres sesiones semanales.

¿Lista para empezar el año en forma?

 

Imágenes I Pinterest