daraquesadapadron

Colaboradora de contenidos en Madaísh // Me inspira Tumblr y las películas creepy de los 70. Escucho a Todd Rundgren, leo mucho Peanuts y me encantan los Reese's. Adoro a los animales sobre todas las cosas.

La tendencia que más odio: el choker

Seguro que entre todas las propuestas de moda para este año hay alguna que no querrás llevar ni en pintura, al fin y al cabo las tendencias están también para incumplirlas. Pues de la que yo pienso zafarme y rechazar desde el principio es sin duda la de un artículo revival de los 90s. Sí, quizás lo adorabas entonces, pero si ahora te provoca el mismo repelús que a mí, sin duda comprenderás mis palabras, ¡se trata del choker! Su significado real en inglés es el de 'gargantilla', pero los resultados que encontrarás si no estás familiarizada con el término, serán imágenes como las que aparecen a continuación. 

Siempre que pienso en este accesorio me vienen a la mente editoriales maravillosas, con unos estilismos increíbles de esa década: los colores pastel, las rayas, prendas fluffy, uñas de colores, crop tops, estética naïf y grunge...sin embargo los choker empañaron de alguna manera el concepto de belleza que tenía y sigo teniendo. Resulta anecdótico que fuera una rezagada en usarlo, ¡ahora lo entiendo todo!

Kate Moss y Drew Barrymore llevaban un espécimen del mismo más favorecedor que al final no era más que una cuerdecilla de piel, doble en el caso de Kate, y con una margarita (¡cómo no!) en el de Drew. De ahí seguramente derivó hacia lo que fueron los collares cortos y ajustables para llevar con colgante que muchos incluso siguen llevando; para mí una degradación de un fenómeno ya decadente per se. Pero no nos dejemos engañar, el original es el motivo de discordia, la hecatombe estilística, unos de los temas de conversación más farragosos en las reuniones de amigas que vivieron la Generation X  y sin embargo un favorito en Tumblr. Está claro, o lo amas, o lo odias como hago yo. 

Pero como pasa con todas las tendencias, siempre hay un “pero”; juro y perjuro que no pasaré por el aro del “clásico” modelo trenzado, pero confieso que podría dejarme seducir por un diseño más sencillo, un lazo a modo de gargantilla, tal y como lo llevaba la Olympia retratada por Manet, o una simple cinta de terciopelo negro que ponga el foco de atención en el cuello. Que sí, que entonces no es un choker, pero es lo más parecido y con una vuelta de tuerca ladylike; ¿aceptamos gargantilla de lazo como choker? lo hemos visto en algún que otro street style y a mí me convence.

 

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!

 

 

 

Imágenes I Pinterest