Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

daraquesadapadron

Colaboradora de contenidos en Madaísh // Me inspira Tumblr y las películas creepy de los 70. Escucho a Todd Rundgren, leo mucho Peanuts y me encantan los Reese's. Adoro a los animales sobre todas las cosas.

La importancia de las coles en nuestra dieta

Los distintos tipos de coles que existen en el mercado son esenciales en nuestra alimentación y sus propiedades son innumerables. Desde Madaísh, tu red social de moda, belleza y lifestyle nos proponemos que las conozcas de primera mano, así que si no lo has hecho ya, ¡regístrate y podrás seguir leyendo!

Las coles tienen infinidad de propiedades. Son uno de los alimentos vegetales más sanos de los que disponemos y actúan en tres frentes importantes del organismo: como desintoxicantes del cuerpo, como antioxidantes del organismo y como antiinflamatorios.

 

La familia de las coles es muy amplia, y la componen verduras como la coliflor, la col de olla, la rizada y la lombarda, las coles de bruselas, el brécol, el repollo, la berza y el romanesco.

Desde hace muchos años, sus virtudes como alimento medicinal han sido muy conocidas, y se aconsejaban para enfermedades cardiovasculares, disentería y tenesmo.

 

Por lo general, tienen más vitamina C que otras frutas como las naranjas, además de vitamina A y B. Reducen el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y contienen cantidades importantes de omega 3, proteínas, minerales y muy pocas calorías, así que resultan perfectas como alimento ligero y completo.

 

Contienen más calcio que cualquier producto lácteo (las coles tienen 150 mg por cada 100 gr, mientras que en la leche la proporción es de 125 mg por la misma cantidad) y es una excelente fuente de fibra, potasio y magnesio. 

Podemos consumirlas tanto en ensaladas como en guisos, sopas, con pasta, arroz, o simplemente aliñadas con aceite de oliva. Si optamos por hervirlas, procuraremos que sea en una cocción suave, pues de esta manera se desactiva solo una parte de las moléculas beneficiosas (se estima que a partir de los 5 minutos de ebullición se pierde un 20% de las mismas). Para evitarlo podemos elegir otros métodos como el horneado, el salteado o la cocción al vapor. Agregando zumo de limón haremos que el hierro que contiene sea digerido adecuadamente.

 

Dos o tres veces en semana harán que tu organismo funcione mejor y que te sientas fenomental, ¡anímate a probarlas todas!

 

 

Imágenes I Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios