daraquesadapadron

Colaboradora de contenidos en Madaísh // Me inspira Tumblr y las películas creepy de los 70. Escucho a Todd Rundgren, leo mucho Peanuts y me encantan los Reese's. Adoro a los animales sobre todas las cosas.

Cómo conseguir unas cejas gruesas

¿Sabías que el aspecto de tus cejas puede hacer que aparentes más o menos edad? Las cejas a menudo son las grandes olvidadas, y en el caso de ser recordadas habitualmente se cometen atrocidades con ellas: se depilan más de la cuenta, se redibujan con colores equivocados que no corresponden con el del cabello o se hacen formas poco favorecedoras. Son las encargadas de dar luz a nuestra mirada y de enmarcar nuestras facciones, y de un tiempo a esta parte son tendencia más pobladas de lo habitual, a lo Brooke Shields en los 80s o como Cindy Crawford en los 90s.

Es verdad que no todas nacemos con unas cejas espectaculares, pero gracias a productos específicos para las mismas, podemos “redirigir” el vello y hacer que las tengamos más pobladas donde hay clareas, suavizar y levantar nuestra mirada y de paso realzar nuestra belleza natural haciéndonos todo lo jóvenes que somos.

El tutorial de la experta maquilladora Sam Chapman, AKA Pixiwoos, nos enseña cómo sacar partido y armonizar nuestro rostro con unos consejos y pasos muy sencillos que harán que consigamos un diseño de cejas con la estructura perfecta. ¡Empezamos!

  1. En primer lugar debemos tener a mano tres productos:

  • Dos colores en crema que elegiremos en función del color de nuestro cabello, uno más claro y otro más oscuro. Sam escoge los de Dipbrow Pomade de Anastasia Beverly Hills.

  • Gel en máscara en el color que se adecúe a nuestro pelo. Sam utiliza Maybelline Brow Drama Sculpting Mascara.

  • Un pincel de ángulo, que sea fino y ancho, como el usado por Sam: Louise Young Angled Brow Sable Brush LY31. 

  1. Primero utilizaremos el color en crema más claro cogiendo un poco con el pincel y empezamos a dibujar trazos individuales y cortos. Rellenaremos solo donde haga falta, no encima de los que ya tengamos. Por lo general, la parte de delante de las cejas, es decir, cerca de la nariz, tiene naturalmente el color más oscuro que la parte más cercana a las orejas, pues es donde tenemos menos vello, y es por tanto esta zona la que debemos oscurecer y concentrar más el producto.

     

  2. A continuación con un cepillo de cejas, las peinaremos en movimientos ascendentes, trasladando todo lo posible el pelo hacia arriba y procurando conseguir la mejor forma que podamos, manteniendo la cola de las mismas más baja que la de delante. Así podremos saber dónde colocar exactamente el producto. Volvemos a rellenar con el mismo tono en crema esta vez en las partes externas: inferiores y superiores de las cejas. No hay que preocuparse porque se vean algunas zonas más oscuras porque eso es precisamente lo que hará que parezcan aún más naturales.

     

  3. Para un resultado que complemente al color claro, utilizaremos la crema en el tono más oscuro, realizando el mismo trazo que con el otro tono, pero en menor cantidad. Si queremos retocar el dibujo del vello podemos hacerlo con el mismo en distintas direcciones para darle un toque natural y despeinado.

     

  4. Finalmente usaremos el gel en máscara, con el que suavizaremos el recorrido de la ceja con lo dibujado anteriormente.

 

Et voilà!

 

 

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!