Danse la mode

Egoblog sobre mis dos pasiones, la moda y la danza

Mi homenaje especial a los chicos bailarines

En el "inconsciente colectivo" la danza siempre ha ido asociada con lo femenino. Se la vincula con la etérea figura de una bailarina elevada en la punta de los pies y flotando con su tutú.

Sin embargo la danza es inherente a la naturaleza humana sin distinción de sexos.

Dentro de la danza y más concreto del ballet, los hombres juegan un papel fundamental.

Por ejemplo, la mayor parte de los argumentos del ballet son historias de amor y para que exista una historia de amor clásica necesitamos a un hombre y a una mujer.

Al hablar con amigos bailarines la mayoría de ellos coincide en que al principio su decisión de bailar no fue apoyada por sus familias, amigos y sociedad en general. En este sentido, la elección de la danza para un hombre siempre da lugar a cuestionamiento, ya que la misma se asocia todo el tiempo al mundo gay.

Homosexual, marica, gay, son alguno de los apelativos que con frecuencia se escuchan al referirse a los hombres que practican danza, oficio por cierto de mucha exigencia física y mental, que para cualquier deportista de alto rendimiento sería digno de respeto.

Desde mi punto de vista los hombres son indispensables para lograr una armonía perfecta en la danza. Tiene que mostrarse ligero pero a su vez fuerte y masculino; es el soporte para la mujer quien a su vez tiene que verse estilizada, fina, esbelta y delicada.

Por ello la razón del post de hoy. Quiero rendir mi propio homenaje a estos amigos, compañeros, bailarines, que a pesar de todas las dificultades y zancadillas con las que se han topado, su amor por la danza ha sido más fuerte que el "qué dirán" y han luchado por conseguir sus sueños y vivir la vida que ellos han elegido.

6

2

5

7

¡¿Vaya cuerpos eh?!

Aprovecho a la vez para estrenar mi canal You Tube con un vídeo en donde Álex y yo realizamos un corto pero bonito paso a dos en el marco de una coreografía basada en "La muerte de Chanquete" de "Verano Azul". Álex pone en práctica toda esta teoría de la que acabo de hablaros, sensible masculinidad.