Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Tal vez muchas de vosotras os casáis dentro de poco. La verdad es que estoy viviendo todo el proceso de la boda con mucha ilusión, y ahora que ya tenemos finca, fecha y catering, estoy mucho más tranquila y siento que estoy empezando a disfrutar del proceso de la boda. No se si también os ha pasado a vosotras, pero al principio estaba super nerviosa y preocupada por todo, como si me viniera grande… Pero ahora ya lo veo todo coser y cantar! ¿Cómo puede ser posible es cambio? Pues porque estoy mucho más tranquila desde que tenemos la finca que queríamos y el catering.

Una de las cosas que eran importantes para mi de cara al gran día era prepararme para estar lo más guapa y radiante para ese momento. Quiero que Juan me vea maravillosa, no se cómo explicaros. Quiero que me vea y se emocione y quiero que mi boda sea un recuerdo bonito en la mente de mis amigos y mis seres más queridos.

El caso es que he confiado en los grandes profesionales que son Ángela Navarro, ya me he hecho varios tratamientos con ellos como la micropigmentación de cejas, para empezar mi tratamiento especial “novias” y la verdad es que estoy muy contenta con la primera sesión. Me he propuesto contaros todo de principio a fin.

Mi primera sesión fue a mediados de octubre. Lo primero que os tengo que decir es que cada novia empieza su “tratamiento” cuando quiera. No hay una fecha límite para ello. Si tienes tiempo y quieres hacerlo poco a poco, como es mi caso, puedes empezar seis meses antes. Si no con 3 meses es suficiente. La sesión de octubre tratamos dos zonas diferentes.

El rostro

Empezamos por el rostro. En Ángela Navarro tienen las cosas muy bien pensadas y siempre que hacen rostro y cabello, primero se empieza por el rostro ya que el cabello se “despelucha”en el proceso, y así luego se pasa por peluquería para salir perfecta. El primer tratamiento de rostro especial para novias fue un tratamiento renovador intensivo consistente en una limpieza facial y un peeling e hidratación específico.

Es un tratamiento donde renovamos con un doble peeling físico y químico las células superficiales de la piel. Consiguiendo hacer una limpieza mucho más profunda de los poros y tener una piel más receptiva para la hidratación. El resultado final es una piel muy luminosa y perfectamente hidratada.

Para ello primero se realiza un diagnóstico prelimilar. En Angela Navarro trabajan con el “método Adapta” que se basa personalización de sus tratamientos. Para poder determinar estas necesidades, su equipo realiza un diagnóstico por ordenador y un análisis individualizado en el que se estudia el estado de la piel, del cuero cabelludo y del cabello. Así ofrecen en función del resultado, aquellos productos que sean perfectos para tu cabello.

 

La verdad es que tengo la piel bastante bien, el poro un poco abierto pero en líneas generales muy bien. Pensé que me iban a decir que tenía la piel deshidratada porque la verdad es que no bebo mucha agua, pero me dijeron que todo bien así que genial. Una vez realizado el diagnostico Sandra me pasó a la cabina para que me pusiera cómoda. Las cabinas están genial la verdad. Son amplias y muy confortables. Allí empezamos con la limpieza de la piel para despues proceder a la aplicación de varias mascarillas personalizadas para rehidratar y cerrar el poro.

¿El resultado? Apenas la piel esta enrojecida. Sales con un rostro mucho más luminoso, con buena cara desde el primer momento.

 

El cabello

En esta primera sesión hicimos un tratamiento para preparar mi pelo. Es un tratamiento especializado para el cuidado del cuero cabelludo que consiste en eliminar las células muertas que se adhieren en el comienzo del bulbo piloso. Se hace en tres pasos, es muy curioso porque es igual que la piel; exfoliación, tonificación e hidratación. Al igual que en la piel realizaron un diagnóstico previo para determinar el estado de mi cuero cabelludo.

 

A partir de aquí empieza el tratamiento. Lo primero que me hicieron fue una exfoliación capilar. Para ello me aplicaron un exfoliante de la línea Adapta Cosméticos Capilares de Angela Navarro. Una línea muy especial y creada con mucho mimo en laboratorio que permite personalizar los principios activos para cada cabello. Se aplica por todo el cabello, se masajea y se aclara.

Una vez exfoliado el cuero cabelludo, aplicaron un tónico en todo mi pelo para reequilibrarlo e hidratarlo de nuevo. De esta forma nos aseguramos de que el cabello estará en las condiciones idóneas para recibir aquel tratamiento que se ajuste mejor a él, todos ellos sin conservantes, derivados del petróleo, ni perfumes.

 

Finalmente se seca y peina de forma habitual. En seguida noté mi pelo más suelto y ligero. Ahora estoy preparada para un segundo paso, que lo descubriré a finales de este mes. ¡Estoy deseando que llegue!

Leer artículo original
cool-lemonade.com

Comentarios