carmencdll

Periodista- Redactora- Seguidora de tendencias y amante del factor sorpresa.

De bodas

A casi todos nos gustan  las bodas. Es una ceremonia, donde nos reunimos con amigos y familiares, mientras celebramos entre risas y alguna que otra lágrima emotiva, la unión de dos personas, que entre ritos y formalidades legales, declaran su amor hasta el final de una vida.

Muchas mujeres soñamos con ese día desde que somos pequeñas, y acudimos a un enlace nupcial agarrando esa eterna cola de un vestido, que algún día, esperamos que sea el nuestro. Y entonces nos imaginamos el momento: avanzamos unos cuantos años, y visualizamos el futuro, sobre una base Disney. Ahí estamos, vestidas de blanco,  bajo un sol radiante, de la mano de nuestro príncipe.

Con el paso del tiempo, empezamos a quitar elementos de fantasía, y a querer ponerle más detalles al vestido. Pero seguimos imaginando nuestro día soleado, para poder lucir esos detalles, que se irán ampliando a medida que se acerque nuestra fecha, y que hacen de nuestro vestido, que sea, el perfecto.

Pues bien, ahora bajemos un poco las temperaturas. ¿Tendremos que volver a nacer, para así poder volver a reconstruir mentalmente, algo similar y que nos haga sentir igual de especiales, pero con el añadido: abrigando?

La respuesta es negativa. Además, se pueden aprovechar algunos acontecimientos que sólo suceden en ésta época del año, para hacer algo que rompa esquemas.

 Hay colecciones espectaculares para novias de invierno, e igualmente, en caso de que vayas a ser una invitada. Quiero mostraros algunos para que podáis valorar, hasta qué punto, puede ser mejor, el aspecto descubierto de un vestido apropiado para los meses de primavera, o las múltiples opciones que nos ofrecen las mangas.

La colección de PRONOVIAS, propone encajes y semi-transparencias en las mangas, para conservar una elegancia sublime, digna de la protagonista del altar. 

red social moda_ vestido novia

ROSA CLARÁ, opta por la confección en chantilly, con pedrería y tul; también utilizado para invitadas.

 

Seguro que después de ver algunos, ¡os sumáis al invierno!