Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

carmencdll

Periodista- Redactora- Seguidora de tendencias y amante del factor sorpresa.

Consigue la mirada más seductora con smokey eyes

Lo bueno de ser mujer son las infinitas posibilidades a la hora de tener un cambio de look. Pequeñas variaciones pueden hacernos sentir ideales: cortes de pelo, mechas, accesorios para el pelo, maquillaje, etc.

En este caso quiero hablaros de una técnica para maquillar nuestros ojos de la que seguro que hemos oído hablar todas, pero no hemos logrado el efecto deseado: smokey eyes. Una técnica que ha acaparado el interés de casi todas las fashionistas y que aunque no es muy recomendada para el día a día, es perfecta para noches especiales.

Es verdad que requiere práctica, pero siguiendo estos pasos que os facilita vuestra red social de moda os convertiréis en la mirada más intensa y seductora del lugar.

¡Tomar nota!

  1. Elegir tonalidad e intensidad es lo primero, ya que se pueden utilizar varios colores que además nos dejan la posibilidad de enriquecer con brillos.
  2. El corrector. Hay que echarlo en la zona donde se marcan las ojeras y en los párpados superiores para preparar la zona antes de aplicar la sombra, ya que ayuda a fijarla.
  3. Delinear ambos párpados: superior e inferior. La raya debe ser muy pegada a las pestañas y no demasiado ancha.
  4. Difuminar. Con ayuda de un pequeño pincel esparciremos ambas líneas, ya que su objetivo es espesar el color y no permanecer intactas.
  5. Las sombras oscuras empiezan en el límite de la raya trazada con el lápiz de ojos o delineador y continúan en la zona hundida del ojo, es decir, hasta donde podemos distinguir el arco. La clave es no echar mucha cantidad e ir degradando la intensidad del color a medida que vamos subiendo hacia las cejas.
  6. Las sombras más claras comienzan donde terminan las oscuras, en el arco del ojo. Maquillamos hacia arriba siguiendo el mismo proceso. La finalidad de los tonos claros es aportar luminosidad en la zona más cercana a la ceja.
  7. El paso final es difuminar la zona que une ambas tonalidades, el arco del ojo. Así evitaremos cortes y quedará perfectamente ahumado.

Como remate final podéis optar por rizar y poner máscara en vuestras pestañas. Para evitar los famosos grumos os aconsejo limpiar el aplicador con un trozo de papel en una pasada, no queremos dejarlo impecable, sólo quitar los excesos.

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

 IMÁGENES: GLAMOUR

Comentarios