Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

carladubois

Fashion lover influencers@madaish.com

Además de Shellac o el pintauñas gel; el biogel, es otro método de manicura de larga duración que se está ganando hueco en el mercado de esmaltes permanentes.

El biogel no incluye componentes dañinos como el ácido acrílico, el benceno y la acetona; además se ve muy natural, pues es suficiente con una capa fina, incluso recomendada para fortalecer.

La ventaja de los pintauñas gel y los biogeles es que hacen que la placa de la uña sea más fuerte, sin afectar su crecimiento natural. También permite que la propia uña crezca sin necesidad de uñas postizas. Estos materiales crean una especie de escudo que protege la uña de la rotura. Por otra parte, estos recubrimientos no causan ningún daño, porque las uñas se alimentan, y reciben el oxígeno a través de la matriz (raíz de la uña), que se encuentra bajo la piel.

El más popular entre los recubrimientos a largo plazo son los pintauñas gel; un híbrido de gel y barniz. Las primeras lacas de gel, que aparecieron hace varios años, tenían más barniz que gel en su composición, por lo que tenían muchos inconvenientes: estaban mal distribuidos, mal secados, se descascaraban rápidamente: pero las lacas de gel modernos contienen más gel, por lo que se endurecen rápidamente bajo UV o con lámpara de LED, se quedan mucho tiempo en las uñas, manteniendo el brillo.

En cuanto a las desventajas; cualquier esmalte se puede usar sin problemas, o puede destruir las uñas o incluso provocar una reacción alérgica. Todo es individual y depende de la calidad del material. Los acrilatos y el ácido metacrílico se usan en todos los materiales para fortalecer las uñas. Con la técnica correcta de aplicación y eliminación del esmalte, el pintauñas gel es inofensivo e incluso útil, ya que protege las uñas de microfisuras, arañazos y deslaminación.

Comentarios