Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Looks working: Cómo vestir para ir a trabajar

Cada mañana nos enfrentamos al armario pensando qué nos pondremos para afrontar el día. En ocasiones, para ahorrarnos las prisas, dejamos preparada la ropa la noche anterior, pero muchas veces depende del ánimo con el que nos levantamos que nos vistamos de una manera u otra, y otras, simplemente se nos antoja llevar ese día cierta prenda especial. Respetar los gustos y estilos de cada uno es lo más importante a la hora de vestirse, y conocerse a así mismo para saber lo que sienta mejor o peor. El lugar de trabajo también influye. Pero hay una serie de normas no escritas que pueden servir para acudir a cualquier tipo de trabajo luciendo un estilismo adecuado y cómodo. Uno de los conceptos a tener en cuenta es pensar qué es lo que vamos a hacer ese día, dónde vamos a ir, puesto que si tenemos algún evento o vamos a salir después de trabajar, quizás nos vistamos de una manera algo distinta.

En estos casos, tirar de básicos es lo más recurrido. Los estilismos totales en negro o mezclar una camisa banca y pantalón vaquero nunca fallan. Pocas combinaciones hay que sienten mejor que esta. Además, una vez elegidas estas dos prendas podemos jugar con los complementos, chaqueta, bolso, collar, bufanda o zapatos para darle otro toque y convertirlo en uno más arreglado o más deportivo. El look seventies está en auge, por lo que unos pantalones campana con una camisa romántica y americana, por ejemplo, puede construir un estilismo perfecto para ir a trabajar. Los vestidos por la rodilla o faldas tubo siempre son un acierto. Y no hay que temer a lucir los brillos de día, puesto que incluso una minifalda brillante combinada con las prendas adecuadas como una camisa de manga larga y un abrigo, pueden construir el estilismo perfecto para un día cualquiera.

Lo de lucir tacones es más relativo, puesto que no debe ser nada fácil hacer frente a las prisas y el estrés de un día cualquiera luciendo taconazo, pero hay miles de opciones para las que prefieran ir cómodas. Los oxford o mocasines son una buena elección que puede aportar a nuestro estilismo un toque sofisticado, y las bailarinas son perfectas para rematar cualquier look, aunque yo las veo más para primavera, y así podemos aprovechar el invierno para lucir botas o botines, que con falda o pantalón nos harán ir abrigados y correctos. Las bajas temperaturas dan mucho juego a la hora de elegir abrigos de diferentes largos, colores o estampados para completar nuestro estilismo.

Las semanas de la moda se llenan estos días de propuestas que podemos adaptar a nuestro día a día para ir a trabajar, con ideas para la próxima temporada Otoño invierno 2016-2017.

Ángel Schlesser 

Francis Montesinos

Ion Fiz

Jorge Vázquez

La Condesa

Teresa Helbig

Ulises Mérida

 

IMÁGENES l ELLE 

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

Comentarios