Glamour beauty en la noche de Reyes: Cómo hacer un moño italiano

 Desde Audrey Hepburn a Penélope Cruz, el moño italiano sigue siendo el protagonista de muchos de los estilismos que vemos en las alfombras rojas, producciones de moda o películas, por ejemplo. Por lo tanto, lejos de convertirse en una tendencia pasada de moda, su presencia en nuestra vida actual nos dice que nunca nos dejará y que podemos seguir haciendo uso de él siempre que queramos. Hay varias maneras de hacerlo y de lucirlo, así que podemos elegir el acabado que queramos dirigiéndolo hacia el estilismo que queramos crear en concreto. Y ahí es donde residirá la diferencia, la distinción entre un look beauty más arreglado o uno más desenfadado, que nos hará parecer más jóvenes o más mayores, pero siempre lleno de estilo y glamour. Porque si hay un poder que tiene el moño italiano es el de hacernos sentir importantes simplemente por la manera en la que recoge el cabello, que nos recuerda a las películas antiguas sobre todo, o ambientadas en hace años, y la elegancia que se respiraba.

 

Hace poco me vestí como Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes y mi madre me hizo un moño italiano. Le dí unas pocas indicaciones y ella hizo el resto. Con eso os quiero decir que con horquillas, poco tiempo y algo de maña, tendremos nuestro recogido italiano en un momento.

 

Los productos que vamos a necesitar son básicos:

  • Horquillas

  • Algo de laca para fijar el resultado final

  • Algún adorno: horquillas joya o broches, si queremos adornarlo delicadamente.

 A continuación os dejo una serie de pasos con los que conseguir un recogido italiano:

  • Es importante tener el pelo suelto y desenredado. Liso o rizado, no es imprescindible realizarle ningún tratamiento anterior más que lavarlo y peinarlo bien, aunque en ocasiones las peluqueras nos dicen que no es imprescindible tener el pelo recién lavado para recogerlo, puesto que tiene más posibilidades de que se deshaga, ya que estará demasiado suave. En cualquier caso, debe estar manejable.

  • Decidimos dónde queremos hacer la raya: si centrada o a un lado, que suele dulcificar más el resultado final.

  • Recogemos toda la melena hacia un lateral de la cabeza, de manera que quede una fila de horquillas de manera vertical hacia un lado. No nos preocupamos si el pelo colindante a la raya se queda levantado, pues es una de las características del moño italiano.

  • Ahora, poco a poco, con paciencia y todas las horquillas que sean necesarias, vamos metiendo los trozos de pelo enrollados hacia el lado contrario del que lo hemos recogido, y hacia dentro, como si los pusiéramos debajo de las horquillas que ya tenemos colocadas formando la línea. En función de lo largo que tengamos el pelo, como es obvio, el moño quedará más o menos voluminoso.

  • Si no queremos que nos quede muy levantado el pelo en la parte de arriba, podemos colocar alguna horquilla más de una forma que no se vean demasiado. O añadirle un poco de laca para fijarlo.

  • Podemos adornarlo con horquillas joya, diademas o broches.

También puede realizarse el moño italiano trenzado, o el doble moño, que consiste en realizar el mismo paso de enrollar el pelo pero hacia dentro desde los dos laterales, de manera que el recogido queda en el centro.

Y ya tendremos nuestro recogido italiano. Fácil de hacer y muy favorecedor. Para las que no somos muy expertas en peinados, nos resultará algo complicado, pero siempre podemos echar mano de alguien que tenga algo más de maña, y nos pueda ayudar. Así que, para la próxima noche de Reyes tendremos la mejor ocasión en la que lucir un estilismo glamouroso acompañado de un look de belleza acorde a la bonita fecha.

IMÁGENES l Cuore, Al día con Mapy, Vicente peloquero, Time for fashion, El look de las famosas, Boda a la vista, Pinterest, Pelo tendencias, My own diary