Empieza el año patinando: Los beneficios del patinaje

Durante la Navidades, siempre acabamos comiendo de más aunque no queramos, y no es una buena época para ponerse a hacer dietas que sabemos que no se cumplirán. Lo que llevará a frustrarnos aún más. Por eso, y a falta aún de la gran cena de Nochevieja, es típica la proposición de ponerse en forma a partir de enero, coincidiendo con el fin de las fiestas y la vuelta a las comidas normales. A parte de seguir una buena alimentación, sana y equilibrada, hacer un poco de ejercicio siempre está bien para mantener la belleza interior y exterior. Sin embargo, ya sabemos que por pereza o falta de tiempo, cuesta ser constante a la hora de realizar una actividad física. Por ello es recomendable buscar opciones que además de venir bien a nuestro cuerpo, nos gusten y nos diviertan. Es esa la razón por la que mucha gente opta por el patinaje. Porque reúne ambas cualidades, y es una forma divertida de hacer ejercicio.

 Además, viene muy bien para despejarse, para dejarse llevar y cortar el viento mientras nos olvidamos de los problemas durante un rato. Uno de los principales alicientes para practicar el patinaje es que es un deporte en el que el esfuerzo físico parece menor y en cambio el gasto energético es mucho mayor que en otros, que requieren más tiempo y esfuerzo. La blogger Mariam Hernández nos cuenta en este post su experiencia patinando.

Por si aún no estáis convencidos para empezar el año patinando, os dejo algunos beneficios más de este deporte.

 

1. Patinar durante media hora supone quemar hasta 300 calorías, lo que permite bajar de peso y mantener uno ideal.

2. Mejora la resistencia física

3. Ejercita el equilibrio y los reflejos. Además de mejorar la coordinación y la concentración.

4. Fortalece los pulmones y el corazón

5. Tonifica las piernas, dándoles firmeza, y ayuda con la celulitis.

6. Moldea la cintura de la misma manera que el abdomen, los glúteos, o la cadera. Además de las extremidades superiores y los hombros, debido al braceo natural que se desarrolla durante el ejercicio.

7. Mejora la salud y el bienestar de la persona que lo practica puesto que activa la circulación sanguínea y beneficia la llegada de nutrientes a las células de todo el cuerpo.

 

Otra cosa importante: si no queremos tener disgustos, lo mejor será hacerse con un casco, rodilleras o coderas para evitar lesiones. El pack completo lo tendríamos con unos buenos patines para no tardar ni un solo día en empezar a patinar, formando así otra idea para regalar estas navidades.

 

Actualmente son muchas las celebrities que han confesado su afición por el patinaje, y lo practican junto a sus hijos, como Reese Whiterspoon o Alessandra Ambrosio.

Además, el sábado pasado tuve la oportunidad de presenciar en directo la exhibición de Navidad de Patinaje sobre hielo celebrada en el Palacio de hielo de Madrid, que contó con la presencia de Javier Fernández y el Equipo Nacional de Patinaje artístico y Patinaje Sincronizado. Pues bien, dejando el aspecto deportivo a parte y sacando otro lado más fashionista, admito ser una gran apasionada de los estilismos que lucen las patinadoras. Quizás vuestras hijas e hijos piensen lo mismo y quieran practicar este deporte para además así poder lucirlos. Sería otra razón más para practicar el patinaje y servirnos así de todos sus beneficios, que son unos cuantos, de la manera más divertida.

IMÁGENES l Vogue, AsDiario de una (F)it girl