Ariadna Ruiz

belleza, maquillaje y tutoriales, ¡ponte guapa!

Correctores de colores, ¡aprende a utilizarlos!

¿Cuántas de vosotras sabéis utilizar los correctores de colores? Hasta hace poco, yo era de las que tenía bajo mínimos el color base (nude o tono piel) y el resto intactos. De hecho, pensaba que los correctores verdes y amarillos eran para maquillajes de fantasía y sombras de ojo líquidas. ¡Ilusa de mí! Pronto empecé a investigar y un nuevo mundo se abrió ante mis ojos: todos los correctores tienen un sentido. Si, si, incluso el de color verde menta. Y funcionan a las mil maravillas. ¿Quieres aprender a utilizarlos?

Lo primero que tienes que saber es que cada color sirve para un objetivo. El naranja y el amarillo cubren el color azulado de las ojeras más marcadas, pero necesitan ser cubiertos posteriormente por otro en tono piel. El color verde sirve para cubrir imperfecciones como rojeces o granitos y no se queda verde en absoluto. Las tonalidades más claras a la piel pueden utilizarse para iluminar el rostro, mientras que aquellas más oscuras crean volumen y moldean el rostro, ¡es counturing

Una vez hemos identificado colores con utilidad del corrector, lo siguiente es aprender a aplicarlo. Aquellos que cubran zonas más amplias como ojeras, frente, nariz o barbilla solo necesitan ser extendidos sobre la piel como una crema. Sin embargo, aquellos más puntuales es mejor aplicarlos con pequeños toques para difuminarlo sin arrastrar el producto. Una vez hemos cubierto todo aquello que queremos mejorar, solo tenemos que fijarlo y sellarlo con unos buenos polvos y ¡lista para salir a la calle con una cara de 10!