Anita

Amante de la moda, el arte y ante todo de la creatividad. Continuamente pasan ideas locas por mi cabeza que tengo necesidad de traer al mundo real.

¿Tienes amigas en el trabajo?

¿Tienes amigos en tú trabajo? No te vengas arriba respondiendo esta pregunta, porque lo más probable es que no los tengas.  Yo trabajo desde casa, así que no tengo problema con este asunto. Es cierto que a veces me gustaría tener una oficina, meterme todas las mañanas en una sala enorme llena de ordenadores… bueno, en verdad esto es una mentira cochina. No cambiaba mi casa–oficina por nada del mundo.

En todas las oficinas siempre hay marujeos, siempre hay una envidiosa que te odia (si crees que nunca te mataría, abre los ojos), y además el café es malo. En las oficinas una se desconcentra, y acaba hablando del zumbido de una mosca, o de lo mal que te queda ese estilismo que te has puesto, y que encima tienes un agujero en la media. Al final en las oficinas hay mucha competencia, es trabajo y dinero lo que está en juego; no puede haber amigos.

Que sí, ya lo sé, todos los jueves cuando salís de la oficina os vais todos a un afterwork y os tomáis unos cócteles molones y os reis un rato. Pero reconoce que desde que te subes en el ascensor de la oficina para bajar al maldito afterwork tu cabecita ya está pensando una excusa para dejarles tirados e irte con tus amigas. Y quieres irte con tus amigas porque como te den un cóctel más acabas rajando sin filtro sobre todos y cada uno de ellos; sobre de ellas, y lo sabes.

Si eres de esas personas que ahora mismo me están maldiciendo porque resulta que tu mejor amiga, tu alma gemela, tu hermana, se sienta en la mesa que está justo en frente de la tuya de lunes a viernes durante ocho horas al día, sólo te diré una cosa: no te fíes querida.

 

                           estilo de vida_amigas de trabajo

 

Imágenes I Gaceta