Del... “la cagaste Burt Lancaster” al... “¿dónde vas derrochando swag?”

Que levante la mano el que no haya pronunciado alguna vez en su infancia o adolescencia frases tan estrambóticas como “qué risa, tía Felisa”, “que no te enteras, contreras” o “toma jeroma, pastillas de goma”. Estas frases que hoy nos sacan una sonrisa (y los colores) inundarían nuestros perfiles en las redes sociales si Twitter o Facebook hubiesen estado presentes en nuestras vidas allá por los años 80. Pero llegó el año 2000 y las frases ochenteras pasaron (afortunadamente) de moda. El nuevo milenio nos deleitó con expresiones tan hits como “estoy flipando”, “se te va la pinza” o “estoy rebotado”. Entonces nos sonaban ingeniosas y divertidas, y rara era la vez que no las metíamos (a veces con calzador) en todas nuestras conversaciones. Pero después de quince años suenan igual cutres y desfasadas que sus colegas ochenteras. Hoy en día todas esas expresiones nos parecen absurdas y nos dan vergüenza ajena. Hoy muchos las podrían catalogar como frases vintage, que es algo muy hípster y muy molón. Ahora, para petarlo lingüísticamente igual que lo hemos hecho década tras década, tenemos una lista de palabras y expresiones que son de lo más cool y, si no las utilizamos, no seremos lo suficientemente deck. wallpaper__hipster La diferencia entre las expresiones del pasado y las que utilizamos hoy en día es que hace unos años las frases hechas tenían una duración mayor. Es decir, tú escuchabas por la calle “¿de qué vas, Bitter Kas?” o “me piro, vampiro” y podías usarlas tranquilamente durante meses. Ahora, las expresiones que son top varían casi de día en día. Las redes sociales e Internet aceleran tanto su popularidad como su desaparición. Y los más empecinados en estar siempre a la última tienen que hacer un gran esfuerzo por saber qué es lo que está triunfando y qué es lo que ya ha pasado de moda. Para los que aún no os hayáis percatado de cómo están las cosas en este 2015, aún estáis a tiempo de subiros al tren del postureo y de entrar en el universo hípster: ya no “lo pasamos genial” ahora “rompemos tarima”, lo “friki” se ha convertido en “geek”, hemos dejado de “molar” para “ir derrochando swag” y ya no escribimos por WhatsApp “XD”, sino que ahora la moda es “LOL”. Si quieres ser un must y tener un montón de followers en Twitter y no sentirte out del mundo en que vivimos, tendrás que hacer un esfuerzo para estar al día. Quizá dentro de 10 años (o menos) sonrías cuando escuches de nuevo eso de “¿nos hacemos un selfie?” o “tú sí que tienes flow”.