El vello corporal femenino se resiste a las modas

Bimba Bosé, la actriz Tilda Swinton, Chloë Sevigny o la modelo Andrej Pejic, que se sometió hace un par de años  a una operación de cambio de sexo, son algunas de las celebrities presentes en los mass media o en las pasarelas de moda gracias a su aspecto andrógino. Término este último que se aplica a aquellas personas cuyos rasgos externos no se corresponden con los propios de su sexo. Es evidente que la ambigüedad en el hombre y la mujer es algo que siempre ha gustado a los profesionales del  mundo de la moda. Se trata de una cualidad que atrae las miradas del público. Extraña de forma que gusta. Lo andrógino vende.

El vello corporal es una característica propia del sexo masculino que todavía no está bien vista en una mujer a pesar del carácter andrógino de la misma. Las axilas sin depilar, el bigote crecido, las piernas con pelos, son aspectos que según los estándares de belleza actuales endurecen y afean los rasgos femeninos.

El pelo corporal en la mujer nunca ha estado de moda a pesar de los esfuerzos de espectaculares damas que son fuente de inspiración para grandes diseñadores como la pintora Frida Kahlo o la actriz italiana Sofia Loren que renunciaba a depilarse las axilas y mostrarlas tal cual sin ningún tipo de pudor.

belleza_beauty frida kahlo.jpg

Mujeres y en la actualidad cada vez más hombres recurren a métodos de belleza para hacer desaparecer el vello de sus cuerpos como si de una lacra se tratara. Es un coñazo tener que acudir cada dos semanas a un centro de depilación o echar mano de las cuchillas de afeitar o la cera para estar al pie de lo que dicta esta sociedad exigente y severa. Son pocas o casi inexistentes las mujeres que se niegan a estos hábitos de belleza.

¿Es cierto que el pelo en la mujer endurece sus rasgos, los masculiniza, transmite poca higiene, o se trata de cualidades o características que la sociedad actual nos ha inculcado a través de patrones establecidos casi indestructibles?

belleza_beauty Beyonce.jpg

belleza_beauty american apparel.jpg

Hace unas décadas el pelo en el hombre transmitía masculinidad, fuerza, sensualidad. Hoy la ausencia del mismo en este género está cada vez más presente en los medios de comunicación. Llegará un momento en el que el hombre también tendrá un aspecto desagradable y poco higiénico si no está exento de pelo corporal. Es evidente que se trata de un patrón estético que ha instaurado la sociedad en la que vivimos y que dicta las normas de cómo debe ser un hombre y cómo una mujer.

Ya son más las celebrities como Madonna o Gwyneth Paltrow que hacen pública su defensa del vello corporal en la mujer pero que no se atreven a mostrarlo de una forma regular en actos públicos. Lo hacen en su privacidad cuando nadie les ve o en acontecimientos puntuales para transgredir o provocar sin más.

belleza_beauty madonna.jpg

¿Alguien duda del estilo, la belleza, la feminidad o la sensualidad de Patty Smith, Frida Kahlo o Sofia Loren? Pues ellas dijeron sí al vello corporal.

belleza_beauty patty smith.jpg

 

Imágenes: popsugar, q.cz, americanapparel, aboatwithnoengine