agnesdeer

Directora de Contenidos en Madaísh // Colecciono cosas bonitas en mi Instagram. Adicta a los vestidos femeninos, zapatos masculinos y labios rojos. Madrileña de adopción, parisina de corazón. Feliz a tiempo completo.

Working Girls: Moda de 9 a 5

Vestirme para ir a trabajar cada día solía ser DI-VER-TI-DÍ-SI-MO. Experimentar con colores, siluetas y estilos era totalmente mi rollo. Cuando me mudé a Madrid aún se volvió más divertido y me siento como si realmente hubiese dado en el clavo y hubiese encontrado un estilo que iba conmigo de verdad. Estilo 60s, minifaldas, vestidos de corte trapecio, skinny jeans al tobillo y pantalones de tiro alto con camisetas divertidas y zapatos de chico. Sin embargo, en el último año o así… No diría que mi estilo ha cambiado drásticamente pero si ha tomado un giro más práctico.

Desde ir eliminando progresivamente los tacones en favor de zapatos de cordones o deportivas para caminar a la oficina hasta reestructurar mi armario a cosas que me pongo todo el rato para minimizar el tiempo de decidir que me pongo por la mañana. Mi camino al trabajo ha sido de casi una hora en las dos direcciones así que he decidido ahorrar tiempo y hacer de la comodidad una prioridad. No hay dress code en el mundo de la moda (en el que trabajo)  lo que es bastante estupendo así que ni siquiera tengo que llevar unos tacones en el bolso para después quitármelos una vez sentada en mi escritorio.

Todo esto hace que escoger mis outfits se haya vuelto más fácil pero también más complicado al mismo tiempo. La mayoría de mi ropa de “trabajo” es demasiado de vestir y todo lo demás demasiado casual (por ejemplo, mis faldas son demasiado cortas y me encantan los crop tops en verano). Supongo que nunca tendré la disciplina suficiente para tener un uniforme de trabajo de verdad. Pero ha habido tantas veces estos últimos años en el que llegaba tarde por culpa de mi look del día (y cansada de tantos cambios) para luego encontrarme incómoda y preocupada de si iba demasiado descuidada or demasiado arreglada o un millón de cosas más… ¡Así que bienvenido mi nuevo código de working clothes!

Imágenes || Glamour, Stylecaster, That's Not My Age, Fashionsy