agnesdeer

Directora de Contenidos en Madaísh // Colecciono cosas bonitas en mi Instagram. Adicta a los vestidos femeninos, zapatos masculinos y labios rojos. Madrileña de adopción, parisina de corazón. Feliz a tiempo completo.

Terry Richardson, ese fotógrafo repulsivo

Alguien debería escribir un manual para modelos que llegan a un cierto estatus editorial en sus carreras. Debería decir algo así como: “¡Ei! Felicidades por poder vivir de ser modelo. Ahora prepárate para el montón de personas lascivas en la industria que te van a proponer mil y una cosas esperando que tu ego sea más grande que tu cerebro.”  Algunos de ellos serán un tío te encuentras en un evento y que te entra preguntándote “¿Cuál es tu agencia?” Y otro pueden incluso ser un famoso fotógrafo que ha llegado a fotografiar a Obama y a súper modelas y celebrities.

Supongo que nadie se sorprende cuando otra modelo relativamente poco conocida aparece en las redes sociales criticando a Terry Richardson por sus deplorables maneras. Fotos sobreexpuestas, normalmente sobre paredes blancas y con composiciones desordenadas, con modelos con una sonrisa Profident  y con las gafas de Terry puestas, pulgares arriba (los dos) y, normalmente, representando toda la sexualidad posible. Pero vaya, es todo alta moda, alta fotografía y alta diversión. Y por supuesto, hay un montón de celebrities en sus libros  recomendando su trabajo.

A ver, no tengo la suerte (o la desgracia) de conocer a este señor aunque he estado varias veces en su país porque no nos movemos en los mismos círculos. He oído rumores, historias sobre sus métodos de psicología inversa (“Ok, yo me desnudo y tú me fotografías, así seremos iguales) para conseguir que las modelos se relajen, sobre cómo quiere que le llamen Tío Terry y he visto a modelos famosas como Coco Rocha recriminándole su lujuria. Y por supuesto su famosa frase, “No es a quién conoces, es a quién se la chupas.”

El señor es bastante repulsivo. He leído bastantes quejas de modelos jóvenes que le han sufrido en sus propias carnes entre una mezcla de “Es un fotógrafo famoso con un montón de contactos que pueden hacer avanzar mi carrera” y “¿Pero qué está pasando aquí?”. Más que nada, me alucina la cantidad de gente que ataca a las chicas que se quejan de él (o a cualquiera que se haya comportado como un viejo verde). ¿De verdad hace falta atacar aún más a una persona que ha sido sincera con su experiencia de acoso o falta de profesionalidad? Espero que estas cosas dejen algún día de pasar.

 

Imágenes || Pinterest