agnesdeer

Directora de Contenidos en Madaísh // Colecciono cosas bonitas en mi Instagram. Adicta a los vestidos femeninos, zapatos masculinos y labios rojos. Madrileña de adopción, parisina de corazón. Feliz a tiempo completo.

Raf Simons deja Dior (y diseños que nunca olvidaremos)

Aún recuerdo con que disgusto me tomé la noticia de que Galliano dejaba Dior. "Dejaba" es un decir, claro, lo echaron después de sus desafortunados comentarios anti-semitas. A mí, e imagino que a millones más, nos dejó el corazón roto y nos parecía imposible que nadie pudieses ocupar su lugar. Y de pronto, llega Raf Simons. Ese señor que diseñaba en línea minimalista para Jil Sander. ¿De la imaginación teatral de John Galliano a líneas depuradas? El escepticismo se apoderó de mí aunque más tarde tuve que reconocer que, aunque nunca le adoré como a su predecesor, Raf Simons hacía un trabajo impecable para Dior. Sus colecciones han sido siempre femeninas, poderosas, modernas y llenas de referencias a la cultura pop.

 

A Raf no se le ocurre nada mejor para un jueves por la tarde que anunciarnos que se va de Dior por motivos pesonales después de 3 años y medio al frente de la maison y haber aumentado sus ventas un 60%. Todo son especulaciones: ¿desavenencias con la dirección?, ¿ya no le motivaba su trabajo?, ¿necesita realizarse en su propia marca? Como la muerte de Kennedy, las razones quedan en secreto y dudamos que algún día lleguemos a conocer la verdad verdadera. Sin embargo, y nunca mejor dicho, siempre nos quedará París. Simons ha creado durante su corto período en Dior, diseños para la eternidad.

 

¿Puedes hacerlo ultra-femenino, moderno e, incluso, ideal para llevar al trabajo? Raf dijo sí y forjó su sello personal en Dior.

Simons no olvidó recuperar la silueta Bar Hourglass, marca de la casa, y adaptarla al nuevo milenio, actualizando colores y texturas.

Conjugar masculino con femenino es uno de sus puntos fuertes.

El diseñador belga siempre ha sabido mezclar el color como nadie. Simons demostró que no hay tal cosa como colores que no pegan.

Para el otoño de 2013, Raf Simons amplió la lista soñada de nuestros abrigos de película.

Las amantes de las bufandas y los cuellos cisne nunca dejaremos de agradecerle looks como este.

¿Vestido de princesa y zapatillas de deporte? ¡Por supuesto, es Alta Costura!

El golpe definitivo a mi corazón fue su colección de Alta Costura - Primavera 2015, inspirada en David Bowie.

Raf Simons o como triunfar todo y más con una colección resort joven y dulce conservando a la vez el código de una de las maisons con más tradición.

El diseñador se despide, no sin antes recordarnos que lo que más amamos es convertirnos en Lady Dior.

 

¿Y ahora quién será su sucesor? Empieza el Juego de Tronos.