agnesdeer

Directora de Contenidos en Madaísh // Colecciono cosas bonitas en mi Instagram. Adicta a los vestidos femeninos, zapatos masculinos y labios rojos. Madrileña de adopción, parisina de corazón. Feliz a tiempo completo.

Los intentos para conseguir diversidad racial en la moda

Ok, siempre estamos criticando la falta de diversidad racial y de tallas en las pasarelas y las editoriales de moda. La industria necesita expandir su visión de los tipos de cuerpo que podrían representar lo que es bello y de moda para que el torrente de imágenes que inunda la vida diaria de miles de mujeres y chicas diferentes refleje el amplio alcance de los tipos de cuerpo y tallas de las personas que compran consciente o accidentalmente. O no. A veces me dan ganas de decir que la moda debería dejar de intentar ser inclusiva, parar de intentar ser diversa (de la manera que lo hace).

Los esfuerzos por diversificar la pasarela y las editoriales me hacen suspirar y enfadarme. Suspiré cuando leí la carta que una coalición para diversidad formada por modelos negras americanas e inglesas escribió llamándole a atención a los “poderosos de la moda” por su poca atención y acción en cuanto a la diversidad en la pasarela. Esta carta, sin embargo, dejaba de lado a las modelos asiáticas. Por lo que se ve, los modelos asiáticas no cuentan como diversidad racial.

La idea de que las asiáticas no son personas de otra raza o son como “blancas encubiertas” se convierte en racismo al negar que no hay racismo hacia los asiáticos (y de eso ha habido mucho en la historia de la moda). También ignora que el racismo afecta a toda la gente considerada de “otra” raza. Creerse la historia de que las modelos asiáticas no sufren el racismo sistemático de la industria de la moda hace que ignoremos la realidad de su poca representación.

En las 9 ediciones de la semana de la moda de Nueva York entre 2008 y 2013 las modelos asiáticas nunca fueron más de un 10% de las salidas en la pasarela. En 5 de las 9 ediciones, las modelos asiáticas tenían aún menos representación que las modelos negras. Y en las 4 ediciones en las que las modelos asiáticas fueron más, la diferencia es mínima. No se sabe de dónde han salido las pruebas de que las modelos asiáticas lo tienen más fácil en la industria de la moda que otras modelos “no blancas”. Así que ya véis amigas, a veces es peor el remedio que la enfermedad.

 

Imágenes || We Heart It, Vogue