Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

agnesdeer

Directora de Contenidos en Madaísh // Colecciono cosas bonitas en mi Instagram. Adicta a los vestidos femeninos, zapatos masculinos y labios rojos. Madrileña de adopción, parisina de corazón. Feliz a tiempo completo.

DIY: crema facial súper simple con aceite de oliva

En Madaísh, tu red social de moda y belleza, te ayudamos a tener aún más buena cara de la que ya tienes con estas fáciles recetas con el aceite de oliva como ingrediente principal. ¿Quieres saber cómo hacer tus propias cremas? ¡Pues regístrate en Madaísh y sigue leyendo!

Decidir hacer tus propias cremas puede ser esfuerzo estresante. Empiezas fuerte, comprometida a usar sólo ingredientes naturales. Piensas “¡Mi piel me lo agradecerá! ¡Mi cartera me lo agradecerá!” Pero luego empiezas a investigar y de ahí todo cuesa abajo: ¿un hervidor doble?, ¿mezclas de emulsiones?, ¿ceras especiales? Olvídalo.

Así es como se sienten muchas al entrar en el loco (pero increíble) mundo del DIY. Pero no es tan desafiante como puedas creer. De hecho, las mejores recetas DIY son fáciles de hacer y solo tienen unos pocos ingredientes de alta calidad. El aceite de oliva ecológico prensado en frío es rico en antioxidantes y ácidos grasos esenciales, es antimicrobiano y es un hidratante fantástico. ¡Además seguro que lo tienes a mano!

Crema súper-hidratante

La manteca de karité mejora prácticamente cualquier problema de la piel y la manteca de cacao es muy hidratante y suave. El aceite de oliva hace que esta crema sea un poco menos espesa así que es más fácil de extender. El resultado es un básico súper lujoso que es también un poderoso hidratante y tratamiento para la piel.

Funde 60ml de manteca de karité y 60ml de manteca de cacao en un cazo pequeño hasta que estén completamente líquidas, removiendo bien. Sácalas del fuego y añade dos cucharadas de aceite de oliva. Deja enfriar completamente, luego cubre y refrigera para que se solidifique 1 o 2 horas. Remuévelo y comprueba que la textura es como mantequilla. Guárdalo en un bote con tapa y podrás usarlo durante los próximos 6-8 meses.

 

Imágenes || Trendland, Brooklyn Candle Studio

 

Comentarios