Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

agnesdeer

Directora de Contenidos en Madaísh // Colecciono cosas bonitas en mi Instagram. Adicta a los vestidos femeninos, zapatos masculinos y labios rojos. Madrileña de adopción, parisina de corazón. Feliz a tiempo completo.

Añade una nota de color a tu ropa de invierno

Es verdad que la base de un armario de invierno empieza con colores neutros pero añadir estallidos de color puede alegrar el día más frío. Esto lo saben todas las fashion bloggers. Como buenas fashionistas, solemos vestirnos con los colores de la temporada que estamos viviendo.

En invierno, nos vestimos en tonos oscuros y texturas que nos recuerdan a la noche que cae pronto y se levanta tarde: lana áspera, suntuoso cashmere, tejidos densos y botas con pelo de borreguito. Intentamos canalizar la elegancia de la temporada con nuestro cambiante uniforme diario: el abrigo perfecto con botas, la combinación exacta de gorro, bufanda y guantes, acumular capas finas debajo de otras más gruesas…

Pero vestirse con los tonos apagados del invierno crea un paisaje aburrido que pide a gritos un rayo de sol. Durante los meses más oscuros, la mente encuentra refugio en puntos de luz con los que podemos adornar nuestro cuerpo: verde tilo, rosa glaseado, azul KleinEl invierno es el momento perfecto para añadir color en pequeñas dosis. Pocos diseñadores crean colecciones sin algún tono alegre casi artificial para romper el monocromo: naranja mango, rosa flamenco o una buena franja de azul como el cielo en primavera.

El penetrante gris del invierno nos puede paralizar mientras que los colores vivos nos ofrecen movimiento. Mete los dedos en un par de guantes de color naranja fuego y verás como cambia tu humor. Párate un momento y verás que los paisajes invernales también tiene azul hielo, verde bosque y rojo guinda. El silencio que acompaña esta estación encuentra su antídoto en vestirse de colores.

Seguro que ves el mundo con otros ojos. Los colores, tanto los artificiales en nuestra ropa como los que encontramos en la naturaleza, lo hacen todo más alegre. Aunque en invierno nos vestimos más prácticas que el resto del año no deberíamos llegar esta estación con solo un arsenal de abrigos negros, jerséis de cuello cisne de color gris y botas marrones.

Así que, ya sabes, si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh!

 

Imágenes || StyleCaster, Stylish Wife

Comentarios