Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

agnesdeer

Directora de Contenidos en Madaísh // Colecciono cosas bonitas en mi Instagram. Adicta a los vestidos femeninos, zapatos masculinos y labios rojos. Madrileña de adopción, parisina de corazón. Feliz a tiempo completo.

5 cosas que hacer antes de los 25

Cuando llegan los 25 mucha gente sufre lo que llamamos la crisis del cuarto de siglo. Para los que lo han pasado ya no es ningún drama (los 30 dan más miedo) pero puede que te encuentres, por primera vez desde los 18 temiendo cumplir años. Quizás es el miedo a envejecer o el pánico pensando en todas las cosas que deberías haber hecho ya. Sin embargo, lo importante es que ya te estás estableciendo como persona adulta (y no es tan horrible como parece). Empiezas a ver qué es no quieres en tú vida y estás lista para cambiarlo.

Sin embargo, antes de llegar a las 25, te propones 5 retos emocionantes para haber cumplido:

Aprender a conducir. Si aún no te has sacado el carnet, ya sea por dinero, tiempo o el esfuerzo es hora de cambiar. ¿Te estás imaginando ya de road trip con las ventanas bajadas y la música a tope?

Enamorarte… ¡de un sitio! Cuando vivía en Barcelona siempre había pensado que Madrid sería un sitio que me iba a gustar. Me enamoré de la ciudad poco a poco y me vi viviendo ahí. Ya sea cambiarte de ciudad o simplemente explorar sitios nuevos en la tuya, es hora de moverte.

Visitar 5 países. Este reto puede parecer difícil en tiempos de becarios eternos pero estamos seguras que viajar vale el esfuerzo. Aprovecha para ir a visitar a amigos que están de Erasmus o trabajan en otro país.

Escoger una carrera profesional. No se trata de una carrera en la universidad, sólo de pensar en qué te ves trabajando realmente. No puedes evitar indefinidamente pensar en ello, ya quieras ser ingeniera o fashion blogger, empieza a imaginarte el futuro.

Correr una carrera de 5km. Puede que correr no sea lo tuyo así que puedes escoger cualquier otro reto deportivo que prefieras. Puede que en el colegio no hicieses deporte ni que te pagasen, pero te aseguramos que eso puede cambiar cuando descubras la satisfacción de esforzarte, ponerte metas y conseguirlas, sentir que ya no puedes más y, aún así, continuar. Tómatelo además como un ritual de belleza.

 

Imágenes || Perfect World, The Huffington Post

Comentarios