Lifestyle 148

Las 7 claves para ser eficiente en tu trabajo

isabel-navarro-ibanez
noviembre 05 2016

¿Qué quieren los jefes? Una de las preguntas del millón, con variedad de respuestas posibles. Pero todas se resumen en la productividad o, lo que es lo mismo, la eficiencia. Gente que consigue sacar adelante las tareas que se le encomiendan con los menores problemas posibles. En teoría no suena muy complicado, pero en el día a día…

A veces viene bien una ayuda para saber cómo conseguir ser trabajadores verdaderamente eficientes; no sólo para agradar al jefe sino también para poder irte antes a casa. ¿A que viéndolo así te parece más interesante el tema de la eficiencia? Echa un ojo a nuestros consejos.

1. El primer truco es que no hay truco. Tienes que poner empeño en realizar tus labores y ser muy trabajadora. El esfuerzo suele ser una de las claves para conseguirlo todo.

2. Ponte horarios (o listas de tareas). Esto sirve para priorizarlas y llevar un orden. Recuerda que no pueden faltar unos minutos de descanso cada cierto tiempo. Es difícil mantener la concentración durante varias horas seguidas, así que despejarse un poco es clave. Puede que no siempre se cumpla (al menos, no a rajatabla), pero te ayudará a saber lo que tienes que hacer en cada momento.

3. Sé puntual. Otra de las claves para todo. Si llegas a tu hora, tendrás más tiempo para hacerlo todo. Además, estarás dando una imagen de compromiso y alguien comprometido es alguien en quien se puede confiar.

4. Organiza tu escritorio. Así evitarás distracciones. Y con esto nos referimos al escritorio físico y al virtual. Es básico tener ordenado tu espacio de trabajo, pero también tu ordenador. No tengas mil páginas de internet abiertas (sólo las necesarias para la labor que estés realizando) ni trastos por la mesa.

5. Sé proactiva. Para ser eficiente no basta hacer todo lo que te pidan, sino también preguntar qué puedes hacer. Quedarse sentada esperando a que te manden algo no es bueno (ni para ti ni para tu imagen en la empresa).

6. Sé comunicativa. Pregunta lo que no sepas y mantén una buena relación con tus compañeros. Que el ambiente de trabajo sea sano (y hasta divertido) hace que acudir allí cada día sea más llevadero (y que todos seáis más eficientes).

Si quieres ver nuestro último consejo, regístrate en Madaísh.