Uncategorized 525

Justin Bieber y Hailey Baldwin se casan

AnnaDuport
julio 09 2018

Hace nada Justin Bieber era feliz de la mano de Selena Gomez. Y ahora resulta que se casa con Hailey Baldwin. Pero si habían empezado hace poquísimo, ¿cómo puede ser que vayan tan deprisa? Descubre en este post los detalles de la pedida de mano y de lo que se sabe del futuro wedding. ¿Cómo le habrá sentado este bombazo a Selena? Sigue leyendo y, ¡entérate de todo!

Tan solo un par de semanas atrás salió la luz su romance al pillar a Justin  y a su prometida paseando por las calles de Nueva York. Y sin que a sus fans les dé tiempo de asimilar su nueva relación, resulta que ahora le pide matrimonio a Hailey. ¡Menudo latin lover está hecho Justin! El sitio escogido por Justin para el momentazo especial fue en un complejo vacacional de Las Bahamas donde la pareja se encontraba de vacaciones. ¿Quién lo ha contado? Pues dos mujeres que fueron las testigos entre otros asistentes que se encontraban en el lugar de los hechos.

Según cuentan el cuerpo de seguridad del cantante dijo a los presentes en el lugar que guardaran los teléfonos móviles para evitar que hicieran videos o fotos porque iban a presenciar un momento súper especial. Entonces fue cuando Justin le pidió matrimonio a la que considera mujer de su vida. Los asistentes se portaron bien porque no se ha visto ninguna imagen de ese momento. Aunque, Instagram ha sido el encargado de dar un par de pistas de lo que ocurrió en esas idílicas holidays.

El mismísimo padre de Justin publicó una foto de su hijo donde escribía que estaba “emocionado por el siguiente capítulo”. Se confirman los rumores, y sí, una de las que pueden ser las parejas más importantes de este año, ¡se casa! Bueno, solo falta que salga de la boquita del cantante o de prometida y que, por favor, den más detalles a sus fans. En las fotos de su romantic trip se ha visto a la modelo lucir un anillo de diamantes en el dedo anular de su mano izquierda. ¡Que suertuda!

¿Y Selena? ¿Qué estaba haciendo entonces? Pues no estaba perdiendo el tiempo, ya que se encontraba dando un paseo con su asistente en un lujoso yate en Nueva York. Pese a llevar una relación intermitente con Justin desde 2011, no se la veía muy afectada. Lucía una sonrisa de oreja a oreja que daba a entender que lo que realmente le preocupa es su propia vida y su bienestar. ¡Bien Selena!