Lifestyle 160

ESPAÑA ES EL PAÍS EUROPEO DONDE MÁS SE COMPRA ONLINE

Helena
marzo 08 2017

Desde hace unos años venimos experimentando una transformación total en los hábitos de compra del consumidor, con la aparición del e-commerce. Tras un período de duda sobre el riesgo que producía comprar algo por Internet sin acudir a la tienda y dejar tus datos de tarjetas de crédito, el e-commerce es ya para muchos la primera opción a la hora de realizar una compra, por las múltiples ventajas que ofrece, especialmente la comodidad.

España encabeza la lista de países europeos que más compras online realiza, con una media de 17 adquisiciones al año vía Internet, lo que nos coloca en la 4º posición detrás de Reino Unido, Italia y Polonia según el estudio “e-shopper Barometer”.

Sin embargo, en España todavía seguimos desconfiando de las webs de venta online y la mayoría de los pagos los realizamos a través de Paypal (57%) mientras que nuestros vecinos europeos tienen otros comportamientos a la hora de realizar el pago. Por ejemplo, en Europa Occidental prefieren pagar con tarjetas de crédito y débito y en Europa del Este, eligen la opción contra reembolso.

De hecho, en la mayoría de las tiendas e-commerce ofrecen 3 formas de pago para reducir la desconfianza del consumidor: monederos digitales como Paypal, tarjetas de crédito y débito, y por último, las transferencias bancarias.

¿Adivináis cuál es la categoría de productos que más se compra online?

Pues sí, justo la que estáis pensando: la moda, con una cuota del 20% del total de las adquisiciones vía online (seguido de electrónica y libros).

En cuanto a los compradores, un 56% son millenials; el target que ahora mismo todas las marcas desean conquistar.

Conscientes de ello, las marcas trabajan para trazar sus estrategias de ventas orientadas a incrementar su facturación vía online y para ello tienen que seguir invirtiendo en sus e-shops, mejorando su estética, lanzando promociones, y un largo etcétera de acciones que no permiten al director de marketing de turno relajarse ni un segundo ante un usuario cada vez más exigente.

Yo, personalmente, me declaro adicta a las compras online, de todo tipo. La falta de tiempo me ha llevado a que el e-commerce se instale en mi vida como una necesidad, más que como una opción. Pero estoy tan habituada a ello, que reconozco que aunque haya fines de semana que esté un poco más libre, lo último que me apetece es ir a un centro comercial abarrotado de gente para hacer mis compras. Siempre voy creyendo que será una agradable experiencia, y termina convirtiéndose en un suplicio del que, con suerte, salgo con un pañuelo nuevo y varios sofocos.

Pero no sólo compro moda online. La cesta de la compra semanal (Amazon Prime Now me es mi app favorita) mis viajes, productos de belleza, y hasta tornillos para una estantería.


¿Y tú, también eres e-shop adicta? ¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que compraste online y por qué?