Lifestyle 328

6 consejos para tomar el sol correctamente

carladubois
julio 03 2018

¡Buenos y calurosos días, fashionista de Madaísh! ¿Habéis empezado ya las vacaciones? ¿Y poneros morenos? No es ningún secreto que las personas cometemos gran cantidad de fallos a la hora de tomar el sol. No nos aplicamos la protección adecuada o nos exponemos en horas puntas. Por ello, he decidido crear este post que creo que irá fenomenal para la época estival, donde os daré algunos consejos de cómo tomar el sol correctamente.

1. No te expongas el sol con la piel mojada

Después del baño, sécate con la toalla. Aunque es cierto que el sol “pega más fuerte” cuando la piel está mojada, debido al efecto lupa del agua, resulta más nocivo para ésta.

 

2. Evita los rayos directos del sol

Aunque parezca una broma, es mejor tomar el sol un día nublado. Aunque el efecto no será tan inmediato, será más inofensivo y uniforme.  Sin embargo, no te fíes de las nubes, y aplícate la crema solar, ya que el 80 % de los rayos de sol penetran hacia la tierra de forma indirecta, y te puedes quemar.

 

3. Aplicar la crema solar adecuada correctamente

Evita aplicarte la crema o el spray de protección solar con movimientos circulares. Según los dermatólogos, esa extraña regla se debe a que al penetrar en la piel, la crema solar se mezcla  con otros productos previamente aplicados (crema hidratante, etc) y el efecto de su SPF ya no resulta completo.

 

4. Evita los potenciadores del bronceado los primeros días al exponerte al sol

Otro de los consejos, es que los primeros días de las vacaciones, hasta que cojas algo de tonito, evites los productos que potencian el bronceado. Ya que aceleran la melanina y la piel todavía no está preparada. Por ello, los dermatólogos recomiendan a que esperes 3-4 días.

5. Muévete para un bronceado uniforme

Corre, nada… olvídate de tumbarte y dar vueltas para un moreno bonito y uniforme, ya que la melanina se distribuye mejor cuando estamos en movimiento (resulta extraño, pero es verdad jeje).

 

6. Cuidado con las siestas y las piernas “al aire”

Lo típico, quedarte bajo la sombrilla o tapándote la cara con un sombrero o una camiseta. Nuestro cuerpo es súper inteligente, y es que no solo te pones moreno en las zonas expuestas, o incluso te puedes quemar, sino que tus células mandan señales y pueden surgir manchas en otras partes del cuerpo que no están expuestas.

Bueno, espero que estos consejitos os sirvan para tomar el sol correctamente ¡A ponerse morenos y morenas!